Afectados participaciones preferentes: los bancos las comercializaron vulnerando el artículo 6.3 del Código Civil Reviewed by Momizat on . Las sentencias ganadas por Arriaga Asociados en relación a los contratos financieros que suscribieron muchos afectados por participaciones preferentes tienen un Las sentencias ganadas por Arriaga Asociados en relación a los contratos financieros que suscribieron muchos afectados por participaciones preferentes tienen un Rating: 0
Inicio » Preferentes / Subordinadas » Preferentes Bankia » Afectados participaciones preferentes: los bancos las comercializaron vulnerando el artículo 6.3 del Código Civil

Afectados participaciones preferentes: los bancos las comercializaron vulnerando el artículo 6.3 del Código Civil

triangulo

Las sentencias ganadas por Arriaga Asociados en relación a los contratos financieros que suscribieron muchos afectados por participaciones preferentes tienen un denominador común y la clave está en el artículo 6.3 del Código Civil.

Nos hemos dado cuenta de que los contratos de los afectados por participaciones preferentes que fueron comercializados por la mayoría de entidades bancarias en un intento de adquirir capital y con ello disponer de rentabilidad y mejorar su situación en el mercado, deben regirse por una figura importantísima que, de no respetarse, vulnera los principios imperativos del artículo 6.3 del Código Civil:

Los actos contrarios a las normas imperativas y a las prohibitivas son nulos de pleno derecho, salvo que en ellas se establezca un efecto distinto para el caso de contravención

O lo que es lo mismo: se impone la sanción de nulidad de los actos jurídicos que contravienen las normas imperativas y prohibitivas. Para que se entienda mejor: la función que desempeña el artículo 6.3 del Código Civil, como tal cláusula general, es una función restauradora de las cosas a la situación anterior a la contravención legal.

De esta forma, ya en la regulación Pre-MiFID (Markets in Financial Instruments Directive) se indicaba que cada una de las entidades financieras deberían adoptar las medidas precisas, para resolver adecuadamente los posibles conflictos de interés entre los clientes de distintas entidades del grupo (hoy convertidos todos en afectados por participaciones preferentes). Además, se mencionaba el hecho de que dichas entidades debían organizarse de forma que se redujeran al mínimo los riesgos de conflictos de interés y que, en situación de conflicto, se diera prioridad a los intereses de sus clientes, sin privilegiar a ninguno de ellos.

Asimismo, la Legislación más actual recogida en la Ley 47/2007 de Mercado de Valores, ha incidido nuevamente en este asunto, en vistas al aumento significativo de afectados y de procesos de nulidad de estos contratos, altamente complejos y perjudiciales para los clientes. Esto se concreta en el hecho de que no solamente podrá considerarse que ha habido conflicto de interés cuando la entidad obtenga beneficios, sino también si existe un posible perjuicio para los clientes afectados por participaciones preferentes.

Esto es muy importante de cara a las demandas que presentamos contra las entidades de crédito que han comercializado las preferentes, que, a pesar de que no eran aptas para los clientes, las ofrecían.

Miles de afectados han sufrido muchas pérdidas económicas que ahora deben ser resarcidas y nada mejor que el Estado de Derecho para que consigan lo que es justo. Las entidades financieras que ofrecían preferentes no han dado nunca información previa al contrato, ni información relevante, ni veraz, ni suficiente sobre las características esenciales y, en particular, sobre sus condiciones jurídicas y económicas.  Y, además, si la han dado lo han hecho con pequeñas pinceladas y nunca con una información comprensible y adaptada a las circunstancias de los clientes que las contrataban. Por eso, se vieron afectados sin quererlo ni desearlo.

Desde Arriaga Asociados trabajamos constantemente para que sean los bancos los que demuestren, en las demandas civiles que interponemos, su diligente actuación (o no) en las operaciones de preferentes que realizaron. Es decir, que los bancos y sus responsables sean capaces de demostrar delante de los afectados, y ante un juez, si hubo claridad, sencillez, buena fe y justo equilibrio en las prestaciones del contrato suscrito por ambas partes.

En este sentido, les podemos decir que las sentencias ganadas por nuestros abogados se decantan a favor de los clientes afectados y son declarados nulos por vicio del consentimiento. Bien por existir un error en el consentimiento, por la ausencia de información necesaria o bien por mediar dolo, es decir, que la información que se prestó era engañosa o errónea.

La mayoría de los folletos y contratos de preferentes son incomprensibles y prácticamente ningún ciudadano de a pie tiene experiencia inversora en productos de riesgo para poder contratarlos sabiendo realmente lo que contratan.

En Arriaga Asociados somos especialistas en ayudar a afectados de participaciones preferentes y deuda subordinada. Si usted es uno de los afectados por participaciones preferentes y está interesado en recibir más información de nuestro despacho o concertar una visita con nuestros abogados especialistas, llame el teléfono gratuito: 900 101 775 o escriba al e-mail: contacto@arriagaasociados.com e indique su caso y un teléfono de contacto para que podamos contestarle.

Estaremos encantados de analizar su caso concreto y prestarle la ayuda necesaria.  Más de 2.500 personas ya han confiado en nosotros su caso y estamos ganando los juicios a las entidades financieras que abusaron de  la venta de preferentes.

Acerca del Autor

triangulo
triangulo

Deje su comentario

triangulo

Subir