¿Aún no has recuperado el dinero de tus participaciones preferentes y deuda subordinada? Arriaga Asociados representamos a más de 5.000 afectados de preferentes Reviewed by Momizat on . Hay muchas personas que aún no han recuperado el dinero de sus participaciones preferentes y deuda subordinada y se encuentran ante la tesitura de no saber qué Hay muchas personas que aún no han recuperado el dinero de sus participaciones preferentes y deuda subordinada y se encuentran ante la tesitura de no saber qué Rating: 0
Inicio » Preferentes / Subordinadas » Preferentes Bankia » ¿Aún no has recuperado el dinero de tus participaciones preferentes y deuda subordinada? Arriaga Asociados representamos a más de 5.000 afectados de preferentes

¿Aún no has recuperado el dinero de tus participaciones preferentes y deuda subordinada? Arriaga Asociados representamos a más de 5.000 afectados de preferentes

triangulo

Hay muchas personas que aún no han recuperado el dinero de sus participaciones preferentes y deuda subordinada y se encuentran ante la tesitura de no saber qué hacer. Muchas tienen miedo a quedarse sin nada y otras muchas no saben cómo actuar porque son personas mayores que piensan que ya lo tienen todo perdido.

Por eso, queremos ayudar, con este artículo, a todas esas personas que se encuentran en esa situación y queremos decirles que todo el dinero que invirtieron lo pueden recuperar.

Las participaciones preferentes y la deuda subordinada son productos financieros complejos que fueron comercializados de forma temeraria, a la desesperada para captar los recursos de pequeños ahorradores de las propia entidades.Junior debt holders of Bankia blows whistles during a protest in Madrid

La necesidad de captación de estos recursos dinerarios tuvo su origen en  la exposición de ciertas entidades a la denominada burbuja inmobiliaria y al fin de las alegrías financieras. El caso más claro lo tenemos, por ejemplo, en las participaciones preferentes de Bankia. Con  el  frenazo de la construcción, se originaron grandes pérdidas contables que, junto a  la negativa de otras fuentes de financiación y a la desidia de los mecanismos de control, dieron lugar a la situación actual.

La comercialización desaforada se basó en el engaño, se obviaron todos los controles con la única finalidad de conseguir liquidez, se ocultó el  carácter perpetuo de la inversión, no se dijo que el producto podía ocasionar pérdidas,  que las preferentes y subordinadas son productos que cotizan en un mercado secundario, ni que tienen una baja liquidez. Vamos, que sus características esenciales fueron silenciadas de forma sistemática.

Por añadidura, los pequeños ahorradores tienen inmovilizados sus ahorros, debiendo soportar pérdidas o quitas muy importantes para recuperar parte del capital invertido tanto en el caso de las preferentes como en las subordinadas, a no ser que reclamen judicialmente.

Por la vía judicial, la inversión puede recuperarse al 100%. Los afectados por la incorrecta comercialización de estos productos tóxicos pueden  reclamar judicialmente, incluso si han recuperado parte del capital invertido o si han sido canjeados por la entidad emisora. La solución más efectiva para recuperar el dinero es a nuestro juicio reclamando con una demanda por la vía civil y de manera individual.

La viabilidad de la demanda dependerá del perfil inversor del afectado y de las circunstancias de la comercialización en el caso en concreLlame gratisto. Pero, hasta el momento, nuestro despacho está ganando el 90% de los juicios por preferentes y subordinadas porque la forma en la que fueron comercializadas no fue la adecuada. Y, además, los jueces están condenando a las entidades a pagar también los gastos judiciales de abogado, procurador, tasas, etc.

Si alguna persona aún no ha recuperado el dinero de sus participaciones preferentes o deuda subordinada, la solución pasa por tomar la decisión acertada que, como ya les hemos indicado, es la vía judicial. No dejen pasar la oportunidad de recuperar su inversión. La inmensa mayoría de resoluciones están siendo favorables a los afectados, no acepte quitas ni chantajes, ha llegado el  momento de decir basta y de plantar cara a las entidades que abusaron de su confianza.

La actuación de los asesores fiscales de las cajas y bancos no fue la adecuada cuando a usted le vendieron preferentes y deuda subordinada. Tampoco ha sido correcta la regulación
que ha habido alrededor de ellas. Por eso, usted tiene la fuerza para poner fin a toda esta pesadilla. Y los abogados de Arriaga Asociados, pueden ayudarle y asesorarle.

 

 

 

Acerca del Autor

triangulo
triangulo

Deje su comentario

triangulo

Subir