La aparición de las participaciones preferentes en el mercado financiero español. Reviewed by Momizat on . Hemos oído hablar mucho de las preferentes, pero quizás desconozcamos cuándo  aparecieron y cuándo empezaron a comercializarse en España. Por eso, hoy queremos Hemos oído hablar mucho de las preferentes, pero quizás desconozcamos cuándo  aparecieron y cuándo empezaron a comercializarse en España. Por eso, hoy queremos Rating: 0
Inicio » Preferentes / Subordinadas » Preferentes Bankia » La aparición de las participaciones preferentes en el mercado financiero español.

La aparición de las participaciones preferentes en el mercado financiero español.

triangulo

Hemos oído hablar mucho de las preferentes, pero quizás desconozcamos cuándo  aparecieron y cuándo empezaron a comercializarse en España. Por eso, hoy queremos recorrer la historia del mercado financiero español para ver cuál es el origen de las preferentes.

La primera emisión comercializada para inversores en España con el nombre de participaciones preferentes fue realizada por el BBVA en diciembre de 1998, por un volumen de 700 millones de euros y un dividendo del 6,24%, tras el acuerdo del Consejo de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) de octubre de ese mismo año. Hasta ese año, no estaba autorizada en el mercado español la comercialización minorista de este instrumento de capital con el nombre de participación preferente y su cotización en el mercado AIAF, rectora del mercado de renta fija en España, en vez de en el mercado de renta variable (Bolsa).Preferentes La Caixa FUENTE Diario EL CONFIDENCIAL

En aquella época existía una fuerte crisis financiera que estaba afectando a los países emergentes (Iberoamérica), donde la banca y empresas españolas tenían fuertes intereses, y los mercados mayoristas estaban totalmente “cerrados”. Además, la suspensión de pagos de Argentina en diciembre del 2001 intensificó aún más esta situación. Por lo que empezó a comercializarse este producto en toda la red de sucursales bancarias entre clientes que, hasta ese momento, eran mayoritariamente clientes de libretas de ahorro y depósitos a plazo fijo.

La red comercial empezó a ofrecer las preferentes como un producto análogo a los depósitos a plazo y plenamente seguro al estar garantizado por el banco. El mantenimiento del término “preferente” contribuyó aún más a la confusión y a la percepción por parte de los clientes de un carácter seguro y de escaso o bajo riesgo del instrumento financiero, así como la apreciación de estar recibiendo un trato privilegiado por parte de su banco.

La última emisión realizada en España de participaciones preferentes la realizó Banca Cívica en enero del 2011 por un importe de 200 millones euros. Desde entonces, no ha habido ninguna otra emisión. Pero las preferentes  habían tenido un auge de ventas en España desde diciembre del año 1998 y las emisiones producidas en 2009 fueron de un volumen inusualmente tan elevado durante tres años consecutivos, que el problema ya estaba ahí.. De nuevo el BBVA, S.A. (como hizo en 1998), es la primera en retomar las emisiones de capital a gran escala con una emisión de 1.000 millones de euros de fecha 30 de diciembre de 2008, aunque registrada por la AIAF en el 2009. Posteriormente, “La Caixa” colocó una emisión de 2.000 euros y Caja Madrid-Bankia 3.000 millones de euros (la mayor emisión hecha nunca en España). El Santander colocó otros 2.000 millones de euros en el mes de junio de 2009.Bankia, afectados Bankia

La mayor parte de la emisiones son aprobadas durante el primer semestre del 2009 antes de que se creara el Fondo de Reestructuración Ordenada bancaria (FROB), aprobado por el Real decreto-ley 9/2009, de 26 de junio.

Ante esta situación, lo siguiente fue, como bien saben ustedes, las intervenciones de los bancos (Caja Castilla La Mancha, Bankia, etc.) porque la banca había utilizado esa venta masiva de preferentes a clientes minoristas para capitalizarse y generar plusvalías, vía una gestión activa de sus pasivos mayoristas.

El resultado ha sido un enorme perjuicio económico para miles de personas que se han sentido engañadas y a las que se ha inmovilizado sus ahorros. Y lo peor es que todo se ha producido sin la menor protesta de los sindicatos en las entidades bancarias, los inspectores del Banco de España, la CNMV, los defensores del cliente en las entidades financieras, etcétera. Y la CNMV ha reaccionado tarde cuando el mal ya estaba hecho.

Desde Arriaga Asociados creemos que este grave abuso no puede quedar impune y que sería totalmente injusto que las víctimas tuviesen que asumir el coste. ¿Por qué los ahorradores españoles tienen que sufragar, di- rectamente y sin elección, gran parte de los costes del rescate de nuestro sistema bancario?

¿Qué culpa tiene un jubilado, al que le han colocado gran parte de su ahorro en preferentes, de que el sistema haya fallado y que no se haya impedido un grave incumplimiento por parte de una entidad bancaria de la legislación financiera (Ley del Mercado de Valores, MIFID, códigos de conducta, etcétera?

Por eso, pensamos que sólo las demandas civiles ante los juzgados de personas particulares pueden dar una solución adecuada para paliar este “desastre” en la comercialización masiva a minoristas de instrumentos financieros complejos de alto riesgo en el sistema bancario español.

De hecho, la justicia ya les está dando la razón y nosotros, que trabajamos ya para más de 4.000 afectados, día a día, para que así sea, nos alegramos cada vez más de que así sea.

 

Acerca del Autor

triangulo
triangulo

Deje su comentario

triangulo

Subir