Nueva sentencia que obliga a Bankia a devolver 63.000 euros a un matrimonio sin conocimientos financieros por la venta de Preferentes. Reviewed by Momizat on . El 23 de Diciembre de 2013, la Magistrada – Juez de Primera Instancia del Juzgado número 59 de Madrid, dictó Sentencia por la que se condenaba a Bankia, S.A a l El 23 de Diciembre de 2013, la Magistrada – Juez de Primera Instancia del Juzgado número 59 de Madrid, dictó Sentencia por la que se condenaba a Bankia, S.A a l Rating: 0
Inicio » Sentencias Ganadas » Nueva sentencia que obliga a Bankia a devolver 63.000 euros a un matrimonio sin conocimientos financieros por la venta de Preferentes.

Nueva sentencia que obliga a Bankia a devolver 63.000 euros a un matrimonio sin conocimientos financieros por la venta de Preferentes.

triangulo

El 23 de Diciembre de 2013, la Magistrada – Juez de Primera Instancia del Juzgado número 59 de Madrid, dictó Sentencia por la que se condenaba a Bankia, S.A a la restitución de 63.000 euros, menos el importe de los intereses recibidos por los actores hasta la efectiva restitución de las prestaciones, y al pago de las costas procesales a un matrimonio.

La sentencia cita unas notas características de las participaciones preferentes, las cuales determinan que la Comisión Nacional del Mercado de Valores los haya definido como “INSTRUMENTOS COMPLEJOS Y DE RIESGO ELEVADO”, pues pueden generar rentabilidad, pero también pérdidas.

Según dicta la Magistrada del Juzgado, la complejidad de las participaciones preferentes en relación con otros contratos y productos bancarios es la que determina que la entidad bancaria deba ser extremadamente diligente en la emisión y comercialización de estos productos, especialmente cuando los destinatarios tienen la condición de CONSUMIDORES.  Tal y como se recoge en la sentencia, esta condición queda acreditada, así como también, que en el momento en que suscribieron las participaciones preferentes, los demandantes carecían de experiencia previa en materia de productos de inversión, atendiendo siempre el consejo de los empleados del Banco sobre el producto que caracterizado por su seguridad pudiera ofrecer mayor rentabilidad. Todo ello, encontrándose el matrimonio, uno jubilado por incapacidad, habiendo desempeñado su actividad laboral como ayudante de carpintería, y otro como ama de casa.

Tales circunstancias personales, conforme dicta la sentencia, eran conocidas por los empleados de la sucursal, tal y como reconoce la vendedora del producto. De la misma forma, mantiene que pese al perfil conservador de los actores, se les ofreció el producto porque se ofrecía a todo el mundo.

En orden a la información que se ofreció a los contratantes, la Magistrada concluye que la misma no podía ser entendida por persona que careciera de conocimientos financieros previos.

Por todo ello, la sentencia cita que cabe concluir que la voluntad emitida por los demandantes  en relación con las participaciones preferentes, adolece de un VICIO DE CONSENTIMIENTO por causa de error esencial, ya que se les asesoró de forma deficiente al tiempo de la suscripción, circunstancia que determina que los demandantes no eran conocedores de la verdadera naturaleza del de lo que estaban contratando, esencialmente en lo que se refiere al carácter perpetuo de la inversión de capital y de los riesgos de pérdida de capital invertido.

Acerca del Autor

triangulo
triangulo

Deje su comentario

triangulo

Subir