Preferentes. El arbitraje de las preferentes: el peor mecanismo del Gobierno Reviewed by Momizat on . La venta de participaciones preferentes a pequeños ahorradores por parte de una gran cantidad de entidades financieras ha sido un engaño, eso no nos cabe duda. La venta de participaciones preferentes a pequeños ahorradores por parte de una gran cantidad de entidades financieras ha sido un engaño, eso no nos cabe duda. Rating: 0
Inicio » Abogados » Preferentes. El arbitraje de las preferentes: el peor mecanismo del Gobierno

Preferentes. El arbitraje de las preferentes: el peor mecanismo del Gobierno

triangulo

La venta de participaciones preferentes a pequeños ahorradores por parte de una gran cantidad de entidades financieras ha sido un engaño, eso no nos cabe duda. Los bancos necesitaban dinero y de forma descarada lo captaron de sus propios clientes vendiéndoles un producto financiero de alto riesgo, pero diciéndoles que era bueno, estable y garantizado.

Cuando estalló el conflicto, el Estado y sus organismos reguladores quisieron disimular y, como dijo nuestro socio-director Jesús María Ruíz de Arriaga en el programa ‘Salvados’ de Jordi Évole, se inventaron un mecanismo, el arbitraje, que ha sido el peor mecanismo que ha habido para dar a entender que se hacía algo por los afectados cuando, realmente, no se les estaba  solucionando nada o casi nada.Oficina Bankia

El arbitraje no ha resarcido a los preferentistas de su mal, no ha devuelto a la mayoría de ellos el dinero que invirtieron en preferentes y que todavía tienen atrapado en las entidades bancarias. Recientemente, Bankia lo ha denegado a 38.000 personas que lo solicitaron hace ya dos años y, posiblemente, lo siga denegando aún a más gente.

El arbitraje ha sido, ni más ni menos, que un mecanismo para descongestionar los juzgados y, muy específicamente, para acotar la responsabilidad de las entidades al puro ámbito monetario, con el fin de que se paguen algunos casos, los más escandalosos, los más sangrantes y los de inversiones inferiores a los 10.000 euros.

El más escandaloso de los arbitrajes, el de Caja Madrid-Bankia, consensuado por las entidades y el propio Gobierno, ha sido y es bochornoso por varias razones:

1.- Se ha vendido como una forma de seducir a los afectados más necesitados con el argumento de que es rápido y no necesita de abogados, pero se omite mencionar que estos bancos no devuelven todo el dinero que sus clientes invirtieron en su día en el producto.

2.- El experto “independiente” nombrado por Bankia y el Gobierno, a través del Fondo de Restructuración Ordenada Bancaria, para decidir qué preferentistas pueden acudir a este arbitraje y qué cuantía máxima pueden reclamar es la auditora KPMG, cuyo departamento jurídico defendía a Bankia en los pleitos por preferentes 24 horas antes de su nombramiento. El conflicto de interés latente entre ser parte en un asunto un día y ser experto independiente e imparcial al día siguiente es más que evidente.

3.- El arbitraje de Bankia ha tenido unos criterios concretos para poder acceder a él, en función de las características del ahorrador (edad, estudios, etc.), la cuantía de la inversión, la documentación disponible, etc.Jesus Maria Ruiz de Arriaga

Si el experto “independiente” entiende que no se cumplen dichos criterios, al afectado no le queda más remedio que acudir a la vía judicial para reclamar lo que es suyo. Entonces, ¿para qué se han inventado este mecanismo del arbitraje? Es como volver al principio y reconocer abiertamente que la única vía efectiva para recuperar el dinero es la judicial.

Bancos y Estado han demostrado de sobra con el arbitraje que no quieren sancionar a los responsables de la venta de participaciones preferentes. Nadie quiere investigar nada. Y son los afectados los que están luchando día tras día con sus demandas civiles en los juzgados en contra del parcial y selectivo arbitraje de las preferentes.

Desde Arriaga Asociados, afortunadamente, les podemos decir que esa lucha está dando sus frutos con sentencias favorables. Y, en nuestro caso, con más de un 90% de éxito. No se desanimen y luchen hasta el final.

 

Acerca del Autor

triangulo
triangulo

Deje su comentario

triangulo

Subir