Razones por las que las preferentes son una estafa y los jueces dan la razón a los afectados Reviewed by Momizat on . Las miles de personas que han adquirido participaciones preferentes de cualquier banco son conscientes, a fecha de hoy, que les han estafado. Pero quizás, aquel Las miles de personas que han adquirido participaciones preferentes de cualquier banco son conscientes, a fecha de hoy, que les han estafado. Pero quizás, aquel Rating: 0
Inicio » Blog Arriaga Asociados » Razones por las que las preferentes son una estafa y los jueces dan la razón a los afectados

Razones por las que las preferentes son una estafa y los jueces dan la razón a los afectados

triangulo

Las miles de personas que han adquirido participaciones preferentes de cualquier banco son conscientes, a fecha de hoy, que les han estafado. Pero quizás, aquellas a las que no les colocaron este producto, no sepan por qué las preferentes son una estafa y por qué los jueces dan la razón a los afectados. Por eso, queremos exponerles una serie de razones que fundamentan esta cuestión.

Afectados por preferentes manifestandose FUENTE Diario EL CONFIDENCIAL

Afectados por preferentes manifestandose FUENTE Diario EL CONFIDENCIAL.

 

1- Los afectados carecieron de una información adecuada antes de firmar el contrato, cosa que, además, es obligada en este producto. 
Los bancos no asesoraron bien al cliente sobre lo que iba a contratar, sino que estaban “capturando” sus ahorros endosándole una inversión de tipo perpetuo, es decir, sin una fecha de vencimiento determinada.

2- La emisión de participaciones se hizo a favor de los bancos. Los bancos ponían a la firma un contrato que recogía lo contrario de lo que se estaba explicando simultáneamente al cliente, al que normalmente se le ofertaba, invitaba y animaba a suscribir una imposición con buena rentabilidad, pero de capital garantizado y con plazo de vencimiento.

3- En muy pocas ocasiones, los bancos entregaban el folleto informativo de naturaleza y riesgos, y si lo hacían lo entregaban a los clientes de forma posterior a la suscripción, lo que evidencia que no se le ha explicado personalmente ni la naturaleza ni el riesgo del producto financiero.

4- Los ahorradores son consumidores siempre, y eso es algo que no se puede pasar por alto. La Ley de Consumo les ampara y les protege al respecto. Por eso, la justicia está actuando a su favor en la mayoría de los casos.

5- En el artículo 78-bis de esta Ley del Mercado de Valores, se hace una distinción entre clientes profesionales y minoristas y se determina para ellos un nivel diferente de protección, siendo el de los clientes minoristas el más protegido y al que más información y asistencia individualizada se le debe prestar cuando se le ofrecen determinados productos bancarios. Esto tampoco se hizo.

6.- El test de idoneidad, conocido como MiFID,  ha sido un mérito trámite dejado caer por el gobierno, pero vulnerado por los bancos a su antojo. En muchas de las sentencias que hemos ganado en Arriaga Asociados, se ha demostrado que dicho test no se hacía o se hacía, falseándolo, de forma unilateral por parte de la entidad financiera.  ¿No les resulta extraño que a tanta gente el resultado de este test les saliera “conveniente”? Aunque, también es cierto, a los bancos les daba igual porque si alguno no salía conveniente, se contrataba el producto igualmente

7- Los bancos han dicho por activa y por pasiva a los clientes que las preferentes eran un producto de renta fija y seguro, cuando en las condiciones de emisión, se especificaba que no era renta fija, sino un producto altamente complejo y de riesgo.

8- En los contratos de preferentes los bancos deben de actuar con diligencia, a favor de sus clientes. Evidentemente no se hizo así.

Arriaga-Asociados-telefonoArriaga Asociados teléfono.

 

Por todas estas razones, los jueces están dando la razón a los afectados en los juicios por preferentes. Si se sienten estafados, la alternativa pasa por ponerse en manos de un abogado para interponer una demanda civil ante un juzgado. No vaya a los asesores de las entidades bancarias a analizar su caso concretas de su caso porque, seguramente, le volverán a engañar. Con la demanda civil podremos pedirle a un juez que declare nulos los contratos de preferentes y que le devuelvan el capital que usted invirtió, con sus intereses legales desde la fecha de la imposición.

Acerca del Autor

triangulo
triangulo

Deje su comentario

triangulo

Subir