Las 10 sandeces que Blesa dijo al juez en el juicio por las preferentes de Caja Madrid Reviewed by Momizat on . Como ya saben, Miguel Blesa acudió ayer a la Audiencia Nacional para declarar como imputado por planificar la emisión de participaciones preferentes de Caja Mad Como ya saben, Miguel Blesa acudió ayer a la Audiencia Nacional para declarar como imputado por planificar la emisión de participaciones preferentes de Caja Mad Rating: 0
Inicio » Blog Arriaga Asociados » Las 10 sandeces que Blesa dijo al juez en el juicio por las preferentes de Caja Madrid

Las 10 sandeces que Blesa dijo al juez en el juicio por las preferentes de Caja Madrid

triangulo

Como ya saben, Miguel Blesa acudió ayer a la Audiencia Nacional para declarar como imputado por planificar la emisión de participaciones preferentes de Caja Madrid. Si se lo perdieron, les vamos a resumir su intervención con las 10 sandeces que dijo al juez en el juicio por las preferentes.

Blesa a su salida de la Audiencia Nacional FUENTE Agencia EFE

Blesa a su salida de la Audiencia Nacional. FUENTE Agencia EFE.

   

1.- Un cliente minorista o un jubilado que cobra su pensión no es un ignorante financiero”

2.- “Los clientes eran responsables de lo que firmaban, de lo que leían o no leían, porque en el folleto y en el tríptico estaba toda la información”.

3.- “Yo siempre confié en que los directores comerciales de las oficinas explicaran a sus clientes las características del producto”

4.- “Mientras yo dirigí Caja Madrid los preferentistas siempre obtuvieron el beneficio que les había prometido y nadie se quejó”

5.- Lo que pasó en Bankia cuando yo ya no estaba no es cosa mía”

6.- “El cliente dispuso en todo momento de la información sobre la bajada de la calificación crediticia de la caja por parte de la agencia Moody’s, porque se incluyó en el folleto informativo”

7.- “Con la emisión de preferentes queríamos fortalecer los recursos propios del grupo, pero no porque la entidad se encontrara en una mala situación económica”

8.- “No sé por qué en el test de idoneidad de los clientes solo una pregunta abordaba la naturaleza de las preferentes”

9.- “Desconozco cuáles eran los incentivos de la red de oficinas para que vendieran las preferentes con tanto interés”

10.- Ni yo ni el consejo de administración teníamos responsabilidad alguna en la distribución de las preferentes, sino que era cosa del departamento de marketing”

No sé qué pensarán ustedes, pero hay que ser de muy mala estirpe para decir lo que le dijo Blesa al juez Andreu y no tener arrestos de decírselo a la cara a los miles de afectados. Como pueden ver, Blesa se lavó las manos y alegó ante el juez Andreu que la venta de preferentes estaba autorizada por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y el Banco de España y que a él no se le puede responsabilizar de la falta de información que los directores de sucursal dieran a sus clientes. ¿Y a quién si no? ¿Quién daba las órdenes? ¿Quién mandaba los correos y los documentos internos a los trabajadores del banco para que colocaran el producto a los clientes? Parece que no se acuerda a estas alturas de que el 26 de mayo del 2009, primer día de la emisión de las preferentes de Caja Madrid, al conocer que habían sido un éxito rotundo, dijo: “Que bárbaro y eso que habíamos engañado a los clientes.

Afectados por las preferentes increparn a Blesa en el juzgado FUENTE Diario ABC

Afectados por las preferentes increpan a Blesa en el juzgado. FUENTE Diario ABC.

 

Toda la cúpula de Caja Madrid sabía que las preferentes eran un producto peligroso y no el chollo sencillo y seguro que vendieron a las personas. Blesa sabía de sobra que lo que ofrecía era un producto financiero que debía venderse a expertos y no, como hicieron, a analfabetos, enfermos de alzhéimer o niños de nueve años.

Blesa sabía, al menos en la emisión de preferentes del año 2009, muy poco antes de que todo estallara, de los riesgos para los ahorradores. La prensa ha publicado diversos correos electrónicos que se intercambiaba con sus colaboradores donde aseguraba que él ya sabía, incluso en 2006, que los afectados por las preferentes de Caja Madrid perderían dinero y aún así decidió engañarlos. Es más, en algunas instrucciones internas que circulaban por las sucursales, se animaba a los empleados a captar ahorradores prometiéndoles que, si querían, recuperarían su dinero en siete días, algo que era simplemente mentira. Por mucho que diga ahora, la venta de preferentes se hizo para conseguir liquidez y disfrazar la situación real de Caja Madrid, que ya era crítica en ese momento.

Que no diga pues ante el juez que él no es responsable de nada. Que tenga escrúpulos y valentía para decirlo a las miles de personas estafadas y engañadas.

Acerca del Autor

triangulo
triangulo

Deje su comentario

triangulo

Subir