Sus señorías castigan a los bancos que vendieron preferentes. Reviewed by Momizat on . Poco a poco, pero sin tregua. Así es el trabajo de los jueces españoles con los bancos que vendieron preferentes y con las personas que se animaron a  denunciar Poco a poco, pero sin tregua. Así es el trabajo de los jueces españoles con los bancos que vendieron preferentes y con las personas que se animaron a  denunciar Rating: 0
Inicio » Blog Arriaga Asociados » Sus señorías castigan a los bancos que vendieron preferentes.

Sus señorías castigan a los bancos que vendieron preferentes.

triangulo

Poco a poco, pero sin tregua. Así es el trabajo de los jueces españoles con los bancos que vendieron preferentes y con las personas que se animaron a  denunciarlo por la vía judicial.

Los juzgados de nuestro país hace tiempo que acumulan un importante número de sentencias, que mayoritariamente acaban con la alegría financiera de los bancos y cajas de ahorros de la última década que abusaron de sus clientes y les vendieron preferentes para no caer en la quiebra.

Sus señorias castigan a los bancos que vendieron preferentes con sentencias a favor de los afectados FUENTE El Pais

Sus señorías castigan a los bancos que vendieron preferentes con sentencias a favor de los afectados FUENTE El País.

 

El comercio irregular de las participaciones preferentes ha creado un agujero de miles de millones de euros en las cuentas de los clientes y, al margen del resultado de los arbitrajes patrocinados por el Gobierno y los gobiernos de algunas comunidades autónomas, los jueces están respondiendo y lo hacen mayoritariamente a favor de quienes han reclamado. Bankia, Novagalicia y Catalunya sólo ganan el 5% de los juicios de preferentes y los argumentos jurídicos que emplean sus señorías, aunque varían levemente de un caso a otro, tienen de fondo el del vicio del consentimiento. Un error a la hora de entender qué es una participación preferente y sus condiciones, achacable al vendedor, en supuestos en los que los clientes no podían saber que les estaban dando gato por liebre.

En Arriaga Asociados estamos enormemente satisfechos con la labor de los jueces españoles en el tema de las preferentes porque están haciendo justicia de verdad, empezando a tener en cuenta además el contexto y censurando expresamente a las entidades, más allá de fallar en su contra. Los jueces, como la mayoría de abogados que defendemos a los afectados, se dan cuenta de que todo ha sido fruto de un burdo engaño con la única finalidad de tomar el dinero de los demandantes para invertirlo, con engaños y malas artes, en un producto bancario complejo y peligroso.

Sus señorías castigan a los bancos que vendieron preferentes. Y, además, con la posibilidad de que el fallo obligue al banco a devolver no sólo todo el montante de la inversión, sino también los intereses cobrados y a pagar las costas del proceso. En nuestro despacho la mayoría de los casos ganados son en esas circunstancias, lo que nos demuestra que los rapapolvos a las entidades son constantes. Está claro que las normas deontológicas de los bancos fueron contrarias a la moral. Que se dio información incorrecta e imprecisa y se colocaron las preferentes a personas a las que en absoluto iban dirigidas. Y ante eso la Justicia no puede tener los ojos ciegos.

Las sentencias admiten que los clientes era minoristas y que no tenian una formacion especifica FUENTE Onda Cero

Las sentencias admiten que los clientes era minoristas y que no tenían una formación especifica FUENTE Onda Cero 

 

Es más, hemos tenido casos en que la entidad financiera ha visto tan improbable su victoria que ha aceptado las pretensiones de los clientes y los jueces sólo han tenido que certificar el allanamiento en las sentencias. Es el caso reciente, entre otros muchos, de Roberto Vilaret, que con 85 años y un hijo discapacitado a su cargo logró, con el buen asesoramiento de nuestra abogada Crisitna Lana, que Catalunya Caixa le devolviera los 1717.000 euros que invirtió en preferentes sin necesidad de que se celebrase el juicio.

Y, lo mejor de todo, cuando los bancos pleitean y suelen reclamar que se declare prescrita la acción de nulidad, lo hacen sin demasiado éxito porque son ellos (los bancos) quienes tienen que probar que el cliente fue informado convenientemente de los riesgos cuando se firmaba el contrato y también después, en las comunicaciones periódicas entre banco y cliente. Con nosotros han pleiteado en 7 ocasiones y en las siete los jueces de la Audiencia Provincial han dado la razón a nuestros afectados.

Por tanto, no podemos estar más que orgullosos de las decisiones de los jueces con los casos de preferentes. Las sentencias admiten que los clientes eran minoristas y que no tenían una formación específica. Gracias señorías por su justa labor y por castigar mayoritariamente a los bancos que vendieron preferentes.

Acerca del Autor

triangulo
triangulo

Deje su comentario

triangulo

Subir