Reflexiones en torno al papel del Banco de España en la actual crisis financiera Reviewed by Momizat on . El Banco de España ha hecho público esta semana un dato abrumador; casi 50.000 familias perdieron su casa en 2013. Supone un incremento de un 11% respecto al ej El Banco de España ha hecho público esta semana un dato abrumador; casi 50.000 familias perdieron su casa en 2013. Supone un incremento de un 11% respecto al ej Rating: 0
Inicio » Blog Arriaga Asociados » Reflexiones en torno al papel del Banco de España en la actual crisis financiera

Reflexiones en torno al papel del Banco de España en la actual crisis financiera

triangulo

El Banco de España ha hecho público esta semana un dato abrumador; casi 50.000 familias perdieron su casa en 2013. Supone un incremento de un 11% respecto al ejercicio anterior, si bien es cierto que en esta ocasión la estadística obedece a los datos aportados por las entidades de crédito y no proceden de una encuesta como en 2012. Es un dato que debe hacernos reflexionar, una vez más, sobre la actual legislación española que establece que en el caso de no poder hacer frente a las cuotas de una hipoteca, la entidad financiera prestataria puede embargar la vivienda y seguir exigiendo el pago de la deuda hasta que quede saldada.

reflexiones en torno al papel del banco de españa en la actual crisis finaciera

Los desahucios siguen afectando a miles de familias, según los datos del Banco de España.

Fuente: wikimedia.org

Desde el inicio de la crisis los desahucios han afectado ya a unas 400.000 familias y la situación vuelve a poner de relieve la necesidad de modificar la actual Ley hipotecaria en nuestro país. Habrá que esperar para valorar si la reforma de la Ley hipotecaria, recién entrada en vigor, puede ayudar a paliar los datos negativos que han ido sucediéndose estos años atrás. Sin embargo, las críticas señalan que vulnera el espíritu de la Iniciativa Legislativa Popular por la que un millón y medio de ciudadanos solicitaban la dación en pago retroactiva y el fin de los desahucios.

Esta es quizá una de las realidades más terribles de la relación entre las entidades financieras y los ciudadanos, pero no la única. Nos preguntamos por qué ha habido y sigue habiendo tanta tolerancia con las entidades financieras y sus abusos y excesos. ¿Acaso no puede ningún organismo regular y castigar ciertas actuaciones?

Dice la Ley que el Banco de España debe supervisar, conforme a las disposiciones vigentes, la solvencia, actuación y cumplimiento de la normativa específica de las entidades de crédito y de cualesquiera otras entidades y mercados financieros cuya supervisión le haya sido atribuida. Y, atendiendo a ella, parece que no siempre cumple adecuadamente con el trabajo encomendado…

Quizá nunca llegue el momento, pero el Banco de España debería asumir su parte de responsabilidad en la situación que vive la sociedad a merced de los bancos. Porque al margen de los desahucios, las entidades bancarias han operado a su antojo, sin contar con el ciudadano, que es quien al final está pagando sus consecuencias. El abuso ha sido y sigue siendo continuado en el ámbito hipotecario; cláusulas suelo, tasaciones… Pero también en la venta de productos tóxicos, léase preferentes, valores, deuda subordinada y otros productos de alto riesgo que han sido colocados a clientes que nunca los hubieran adquirido por su propia iniciativa. Muchas entidades bancarias han operado sin escrúpulos, y algunas están pagando ya por ello, aunque quizá no lo suficiente.

¿Hacia dónde miraba el Banco de España cuando comenzaron los problemas? ¿No intuían los inspectores del organismo la dimensión que éstos podrían llegar a alcanzar? Quizás primaron entonces muchos intereses que invitaban mirar hacia otro lado, como se deriva del informe elaborado por una asociación de inspectores del Banco de España y que puso en el objetivo de la fiscalía General del Estado investigar al Banco de España sobre presuntas conductas delictivas.

El Banco de España no actuó correctamente desde los años previos a la crisis financiera hasta la obligada reestructuración de la banca española. Este organismo permitió que la burbuja inmobiliaria se hinchara y se mostró muy confiado en un sistema de provisiones que ha demostrado ser insuficiente.

La misma creación de Bankia constituye un craso  error que no advirtió, al incrementar exponencialmente el riesgo de la entidad mientras se iban incorporando cajas de ahorro por sí mismas inviables.

Tampoco advirtió sobre la pobre situación solvente de las cajas de ahorros. Y era su deber. En el caso concreto de Bankia y la supervisión de Caja Madrid (a la postre la entidad mayor de la fusión posterior de las cajas en Bankia), los fallos en la supervisión y control financiero son inadmisibles. Porque el Banco de España, conociendo la delicada situación financiera de Caja Madrid y de la alta probabilidad de que no pudiera devolver el dinero a los adquirientes de preferentes admitió su documentación como válida en mayo de 2009. Sucedió lo mismo en 2012 cuando autorizó canjes de preferentes pese a su deficiente comercialización. Sin embargo, la Audiencia rechazó imputar a Fernández Ordóñez, gobernador del Banco de España entre 2006 y 2012, al no considerar que mantuviera una “calculada inacción institucional” por la venta de participaciones preferentes.

¿No debería el Banco de España mover ficha en el caso de tenedores de valores, participaciones preferentes o deuda subordinada en el caso de entidades con ayudas públicas? Luis de Linde, gobernador del Banco de España, declaró en su llegada al cargo que buscaría soluciones “satisfactorias” para los afectados por la venta de participaciones preferentes. Ahora, casi dos años después, nos negamos a creer que esas soluciones pasen por el proceso de arbitraje todavía abierto. Mientras entidades como Bankia han engañado sin miramientos a miles de ciudadanos, éstos siguen sin poder acceder a sus ahorros tras ser estafados con productos que no se ajustaban a su perfil. Entidades que, sin escrúpulos, fueron a por el público inversor minorista y poco cualificado, buscando a las víctimas más indefensas y por tanto, más fáciles.

 reflexiones en torno al papel del banco de españa en la actual crisis finaciera 2

Sede del Banco de España.

Fuente: wikimedia.org

No sabemos por dónde irá el futuro, pero mientras las familias españolas y las pequeñas y medianas empresas seguirán sufriendo las consecuencias de la reestructuración de un sistema bancario que ha actuado sin pudor con ellos. Y alguien debería mover ficha…

Acerca del Autor

triangulo
triangulo

Deje su comentario

triangulo

Subir