El Banco de España empezó a dudar de Bankia cuando la entidad salió a Bolsa en el verano de 2011, pero no hizo nada Reviewed by Momizat on . Estos días hemos conocido la noticia, a raíz de las declaraciones de los imputados en el caso Bankiaal juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu, que el Ban Estos días hemos conocido la noticia, a raíz de las declaraciones de los imputados en el caso Bankiaal juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu, que el Ban Rating: 0
Inicio » Acciones Bankia » El Banco de España empezó a dudar de Bankia cuando la entidad salió a Bolsa en el verano de 2011, pero no hizo nada

El Banco de España empezó a dudar de Bankia cuando la entidad salió a Bolsa en el verano de 2011, pero no hizo nada

triangulo

Estos días hemos conocido la noticia, a raíz de las declaraciones de los imputados en el caso Bankiaal juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu, que el Banco de España empezó a dudar de la labor y el funcionamiento de Bankia cuando la entidad salió a Bolsa en el verano de 2011.

Concretamente, el que fuera responsable de supervisión del Banco de España, Jerónimo Martínez, sostiene que fue tras salir a Bolsa en 2011, aunque el jefe de la Inspección advirtió de problemas ya en 2010.

Que el Banco de España dudaba de las cuentas presentadas por Bankia y, más en concreto, que sospechaba que estaba minusvalorando algunos riesgos importantes, es un hecho. La duda es cuándo empezó a hacerlo de forma fehaciente y el problema es saber por qué no hizo nada.

El Banco de Espana dudo de las cuentas de Bankia cuand esta salio a Bolsa FUENTE commons.wikimedia.org

El Banco de España dudó de las cuentas de Bankia cuando esta salió a Bolsa FUENTE: commons.wikimedia.org

 

De hecho, no se pudieron poner de acuerdo en ello los dos altos cargos del instituto emisor que han declarado como testigos ante la Audiencia Nacional. El ex director general de Supervisión, Jerónimo Martínez Tello, dijo haber tenido las primeras dudas (eso sí, “a título personal”) en octubre de 2011, es decir, tres meses después de la salida a Bolsa de Bankia surgida de la fusión de Caja Madrid y otra media docena de cajas de ahorros.

No fueron, sin embargo, a más hasta el primer trimestre de 2012, cuando la auditora Deloitte mostró reticencias sobre el valor de las acciones de Bankia para su matriz (BFA) y la viabilidad de sus créditos fiscales. Poco después fue el Fondo Monetario Internacional el que, de forma implícita, aconsejó su rescate al no creerse las cuentas.

Ese informe del FMI ”nos sorprendió por el momento en que se produjo y por su contenido y fue lo que aceleró los acontecimientos”, declaró Martínez Tello al juez Andreu. Finalmente, el entonces presidente de Bankia, Rodrigo Rato, dijo que necesitaban 7.000 millones en ayudas públicas, cifra que desde la supervisión elevaban hasta los 10.000 por su riesgo inmobiliario.

Sin embargo, para el jefe de la Inspección del Banco de España, José Antonio Casaus, los problemas para Bankia se veían venir desde finales de 2010. El 3 de diciembre presentó un informe donde denunciaba deficiencias en la gestión del riesgo de crédito y control interno de la entidad, al tiempo que se quejaba de que no tenía una política de refinanciación documentada y aprobada al nivel adecuado. ¿Pero, de nuevo, hicieron algo?

 El Banco de Espana conintio las cuenta falsas de  Bankia para vender acciones FUENTE commons.wikimedia.org

El Banco de España consintió las cuenta falsas de Bankia para vender acciones FUENTE: commons.wikimedia.org

 

Criticaba en ese dictamen, además, el carácter acentuadamente político de sus consejeros y que se siguieran repartiendo bonus cuando no había excedente, anteponiendo así sus intereses por encima de la marcha de la entidad y de los clientes del banco.

Como consecuencia de todo ello, 300.000 afectados en España quedaron entrampados por la venta de acciones que comercializó irregularmente Bankia en su salida a bolsa en verano de 2011. La entidad tiene, a la vista de lo que además se está declarando estos días en la Audiencia Nacional, una enorme responsabilidad en miles de historias de familias de este país a las que se les ha engañado premeditadamente.  Estas familias son las que tienen que actuar de inmediato y acudir a la vía judicial para recuperar su dinero. Porque como estamos viendo estos días, la Bankia ha abandonado literalmente a los accionistas que invirtieron engañados y estamos seguros de que sólo la justicia seguirá teniendo la última palabra condenándoles en favor de los clientes estafados y seguirá  considerando que la entidad obró con mala fe al anteponer sus intereses a los de sus clientes.

En Arriaga Asociados apostamos por las demandas civiles colectivas para que usted, como accionista de Bankia, pueda recuperar toda su inversión. Contacte con nuestros expertos en el teléfono gratuito 900 101 775 o escríbanos a contacto@arriagaasociados.com

Acerca del Autor

triangulo
triangulo

Deje su comentario

triangulo

Subir