¿Cuáles son las características de las cuotas participativas de la CAM? Reviewed by Momizat on . Las cuotas participativas son el instrumento al que acudió la CAM para aumentar su capital a costa de sus clientes. 35.000 afectados por la venta irregular del Las cuotas participativas son el instrumento al que acudió la CAM para aumentar su capital a costa de sus clientes. 35.000 afectados por la venta irregular del Rating: 0
Inicio » Blog Arriaga Asociados » ¿Cuáles son las características de las cuotas participativas de la CAM?

¿Cuáles son las características de las cuotas participativas de la CAM?

triangulo
  • Las cuotas participativas son el instrumento al que acudió la CAM para aumentar su capital a costa de sus clientes.
  • 35.000 afectados por la venta irregular del producto tienen en los tribunales la posibilidad de recuperar todo su dinero.

Las características de las cuotas participativas de la CAM, como sucede con otros productos de riesgo comercializados por las entidades bancarias, pasan por su complejidad; se trata de un producto complejo que conlleva elevados riesgos para el cliente, un producto inadecuado para perfiles conservadores, y es algo que incumplió la Caja de Ahorros del Mediterráneo que sólo buscó, en junio 2008, mejorar su solvencia. Y lo hizo a costa de sus clientes, que ya están recuperando en los juzgados el total de sus inversiones. No obstante, seis años después de la comercialización de este producto, sigue afectando a 35.000 clientes, que ven atrapado su dinero.

Las características de las cuotas participativas de la CAM tienen ciertas similitudes con las acciones, en lo relativo a que su valor corresponde a un porcentaje del patrimonio de la caja, se pueden comprar y vender en bolsa y dan derecho al dividendo que la caja acuerde repartir cada año. Sin embargo, éstas revisten una mayor complejidad y se diferencian de las acciones ordinarias en que no dan el derecho de voto que normalmente dan las acciones, asimilándose a otros productos complejos como las participaciones preferentes y la deuda subordinada. El patrón de venta se repite con éstas, al ser insuficiente la información que se dio a los clientes al respecto del producto.

Lo que ocurre en el caso de las cajas de ahorro (a diferencia de los bancos), es que éstas no pueden emitir acciones por su carácter benéfico social, y es por lo que accedieron a otro instrumento, el de las cuotas participativas, para aumentar su capital y reforzar sus balances fijándose como límite de emisión un porcentaje máximo del 50 % de su patrimonio. La CAM tenía la necesidad de mejorar sus recursos propios y gracias al gancho de las elevadas rentabilidades (para nada proporcionales con el riesgo que los clientes asumían), lograron colocarse las cuotas participativas.

Por otra parte, las cuotas participativas de la CAM ni concedían derecho a voto ni tampoco de asistencia a la Asamblea General tratándose de un producto que hacía a quienes apostaron por él  asumir el riesgo de que la caja fuera bien o mal, pero que impedía participar de ninguna forma en la toma de decisiones. Otra de las singularidades del producto es que no tienen plazo de amortización siendo su vencimiento perpetuo, pero sin embargo la caja podía decidir amortizarlas cuando quisiera.

Las cuotas participativas de la CAM constituían el primer producto bursátil emitido por una caja de ahorros en España a razón de 5,84 euros por título; unas acciones peculiares que quedaron suspendidas de cotización en bolsa el 8 de diciembre de 2011 cuando su valor era de 1,34 euros; 50.000 clientes vieron entonces cómo su dinero quedaba atrapado siendo la entidad intervenida y posteriormente vendida. Tiempo después, la gestora de la Obra Social de la Fundación CAM decidía amortizar las cuotas participativas de la antigua caja, provocando que los inversores perdieran todo su dinero.

En torno a 15.000 afectados recuperaron su dinero invertido a través de los depósitos ofertados por el Banco Sabadell y la única solución viable para el resto está en los juzgados. Demandar a la entidad por el dinero perdido a causa de su administración fraudulenta es el camino si es usted afectado por la emisión de cuotas participativas de la CAM. Nuestro equipo de abogados en derecho bancario le recomienda, como pequeño inversor, acudir a la jurisdicción civil y solicitar la nulidad del contrato así como la devolución de las cantidades invertidas.

Si es uno de los afectados por las cuotas participativas de la CAM en Arriaga Asociados cómo podemos ayudarle llamando al teléfono gratuito 900 101 775 o escribiéndonos a contacto@arriagaasociados.com

caracteristicas-cuotas-participativas-cam

Las cuotas participativas de la CAM fueron vendidas sin informar adecuadamente a los clientes.

Fuente; wikimedia.org

 

 caracteristicas-cuotas-participativas-cam 2

Banco Sabadell adquirió por el precio simbólico de 1 euro el 100% de Banco CAM.

Fuente; wikimedia.org

Acerca del Autor

triangulo
triangulo

Deje su comentario

triangulo

Subir