¿Cómo se valoran los bienes de una herencia? Reviewed by Momizat on . La valoración de una herencia tiene en cuenta los bienes muebles e inmuebles del fallecido, sus cuentas bancarias y sus deudas y obligaciones. Los herederos se La valoración de una herencia tiene en cuenta los bienes muebles e inmuebles del fallecido, sus cuentas bancarias y sus deudas y obligaciones. Los herederos se Rating: 0
Inicio » Abogados Herencias » ¿Cómo se valoran los bienes de una herencia?

¿Cómo se valoran los bienes de una herencia?

triangulo
  • La valoración de una herencia tiene en cuenta los bienes muebles e inmuebles del fallecido, sus cuentas bancarias y sus deudas y obligaciones.
  • Los herederos se enfrentan al Impuesto sobre el incremento de valor de terrenos de naturaleza urbana y al Impuesto de sucesiones, si bien el futuro del último se presenta incierto ante una reciente sentencia del Tribunal Europeo que apunta a que vulnera las normas de la UE.

 

La valoración de los bienes de una herencia permitirá a los herederos conocer el valor de los bienes, derechos y obligaciones del fallecido, así como la manera de tributar por la herencia.  Una vez valorados los bienes muebles e inmuebles y los saldos bancarios, se restarán las deudas del fallecido reconocidas en sentencia judicial firme o documento equivalente y las cargas. Además, se restarán los gastos de entierro justificados con facturas, de última enfermedad satisfechos por los herederos y los de testamento o arbitraje entre los herederos, lo que nos permitirá obtener el valor ante el cual deberemos tributar en el proceso hereditario.

En el caso de los bienes inmuebles, se valoran por el mayor entre tres valores: el catastral, el de adquisición o el valor comprobado por la Administración. Una situación que puede darse es que el inmueble heredado tenga un valor inferior a lo que reste de pagar de hipoteca, con lo que pasaremos a heredar una deuda. En este caso, podemos rechazar la herencia en su totalidad; una renuncia irrevocable y que no puede ser parcial. Aceptar la herencia a beneficio de inventario supone que sólo la aceptaremos en el caso que exista un remanente de liquidez tras la liquidación de bienes y deudas del fallecido.

Para valorar los bienes muebles tales como joyas o vehículos entre otros, acudiremos a las tablas especiales de valoración de Hacienda. En el caso de los vehículos, su valor está determinado por unas tablas que Hacienda publica periódicamente y que atienden a su tipología y antigüedad. El resto de bienes muebles se engloban habitualmente en los que se considera “ajuar doméstico”, que se presume que supone el 3% del valor del patrimonio heredado.

En el caso de cuentas bancarias, depósitos financieros, fondos de inversión y otros productos financieros, su valor se acreditará mediante una certificación bancaria que expedirá la entidad de crédito con su saldo o valor. Además, en las cuentas bancarias se tendrá en cuenta el saldo existente en el momento del fallecimiento, no estando disponible ese dinero hasta que se pague el impuesto correspondiente porque los bancos son responsables subsidiarios de esos pagos.

Por su parte, el dinero que se percibe por un seguro de vida tributa íntegramente si los beneficiarios son los hijos. En el caso de percibirlo el cónyuge, la mitad y la otra mitad en el IRPF.

Tras la valoración de los bienes de una herencia y su posterior repartición nos enfrentamos además a obligaciones tales como el Impuesto de sucesiones y el Impuesto sobre el incremento de valor de terrenos de naturaleza urbana.

El Impuesto de sucesiones es un tributo que grava la adquisición de bienes y derechos por herencia, si bien su futuro es una incógnita a raíz del dictamen del Tribunal de Justicia de la Unión Europa que apunta a que vulnera las normas de la UE, discriminando en las herencias a los no residentes porque no pueden acogerse a las ventajas fiscales de los residentes, que pagan menos.

Por otro lado encontramos el Impuesto sobre el incremento de valor de terrenos de naturaleza urbana. Se refiere a la antigua “plusvalía municipal” y es un impuesto fijado por los ayuntamientos. Éste grava el incremento del valor que haya experimentado un terreno durante el tiempo que una persona ha sido propietaria de un piso, local o terreno y debe ser liquidado en el momento en que se transmite en la herencia.

Calcular el valor de los bienes  de una herencia es importante para evitar especulaciones entre los herederos y para conocer cómo tributar por ellos. En los procesos hereditarios es importante contar con el asesoramiento de abogados profesionales y en Arriaga Asociados estamos a su disposición para ayudarle. Contacte con nuestros profesionales.

 

valoran-bienes-herencia

Valorar los bienes de una herencia supone cuantificar los derechos y obligaciones del fallecido.

Fuente; Wikipedia.org

 valoran-bienes-herencia 2

En Arriaga Asociados somos expertos en derecho hereditario.

Acerca del Autor

triangulo
triangulo

Deje su comentario

triangulo

Subir