Razones para impugnar un testamento. Reviewed by Momizat on . *Un testamento puede ser total o parcialmente erróneo, por lo que puede pedirse la impugnación del mismo y solicitar la corrección de las irregularidades que se *Un testamento puede ser total o parcialmente erróneo, por lo que puede pedirse la impugnación del mismo y solicitar la corrección de las irregularidades que se Rating: 0
Inicio » Blog Arriaga Asociados » Razones para impugnar un testamento.

Razones para impugnar un testamento.

triangulo

*Un testamento puede ser total o parcialmente erróneo, por lo que puede pedirse la impugnación del mismo y solicitar la corrección de las irregularidades que se hayan apreciado.

*La impugnación del testamento se puede fundamentar en la inexistencia de las facultades mentales necesarias para que el causante redactara su última voluntad

*La persona que impugna puede alegar que el testamento no fue correctamente ejecutado.

 

El testamento posee la última voluntad del fallecido. Documento que acredita la distribución del activo y pasivo del causante. Pero pueden darse diferentes razones para poder impugnarlo.

Puede ocurrir que un testamento sea total o parcialmente erróneo, por lo que puede pedirse la impugnación del mismo y solicitar la corrección de las irregularidades que se hayan apreciado.

Sólo podrá realizarse la impugnación de un testamento cuando el beneficiario o miembro de la familia lo fundamente en razones válidas.

Razones para impugnar un testamento.

  1. Capacidad mental. La impugnación del testamento se fundamenta en la inexistencia de las facultades mentales necesarias para que el causante redactara su última voluntad. Normalmente, la mayoría de las impugnaciones se deben a esta causa, es decir, testamentos otorgados sin estar en su juicio el testador. Suele darse durante procesos degenerativos declarando herederos a personas ajenas a la familia, u otorgando más bienes a favor de un hijo en perjuicio de otro.

Judicialmente es complejo demostrar la nulidad de un testamento por falta de capacidad ya que ésta debe ser grave, no bastando apoyarlas en simples presunciones o conjeturas. Ni la enfermedad, ni la demencia obstaculizan la facultad de testar cuando el enfermo mantiene o recobra sus facultades intelectuales o el demente tiene un momento de lucidez.

 

  1. Fraude o Coacción. La persona que impugna el testamento puede alegar que el testamentario no redactó el testamento con libertad, es decir, que actuó bajo coacción de un tercero.

 

  1. Ejecución del testamento. La persona que impugna puede alegar que el testamento no fue correctamente ejecutado.

 

La impugnación se puede solicitar al día siguiente de la lectura pública del testamento, y se cuenta con un plazo para la admisión de impugnaciones.

Es recomendable instar a un abogado a la hora de presentar una impugnación, aunque, la reclamación puede presentarse directamente ante el tribunal que legalizó el testamento.

El tribunal establecerá si el testamento es inválido parcialmente o en su totalidad, por ello, es precisa la presencia de un abogado que ayude a conseguir un acuerdo que satisfaga a todas las partes. La ejecución del testamento quedará suspendida hasta que no exista un fallo.

En cuanto al resto de afectados, es conveniente notificar la impugnación del testamento, y así, facilitar los acuerdos entre las partes y acelerar el reparto de la herencia.

Si te encuentras en un proceso testamentario y quieres impugnar el documento, recurre a abogados especialistas en herencias como Arriaga Asociados. Te ofrecerán un asesoramiento profesional y personalizado.

 

 testamento impugnar razones

un testamento puede ser total o parcialmente erróneo, por lo que puede pedirse la impugnación del mismo

FUENTE. pt.wikipedia.org

 testamento impugnar razones2

El testamento debe ser correctamente ejecutado y creado sin ser coaccionado.

FUENTE. flickr.com

Acerca del Autor

triangulo
triangulo

Comentarios (2)

  • jose

    Testamento de 1948 donde se disputa una mejora. Necesito saber su opinión referente a estas clausulas.
    Cuarta: Mejora a su hijo Andrés en el tercio que la ley destina a tal fin, y además le lega las dos quintas partes del de libre disposición, de forma que resulte para dicho hijo Andrés la antigua mejora de tercio y quinto. Si su hijo Andrés falleciese sin dejar descendientes, pasara esta mejora para su hijo José; a falta de este por los mismos motivo pasara al hijo Jesús, y así a los demás hijos por orden de edades.
    Sexta: En el remanente de todos sus bienes, derechos y acciones, instituye herederos en partes iguales a sus siete hijos Andrés, José, Jesús, Manuela, Manuel, Antonio y Carmen. Sustituye a todos sus hijos, por los descendientes legítimos que respectivamente dejen.
    Octava: Se impone como condición para que llegue a producir todos los efectos de la cláusula cuarta, de mejora y legado, que el hijo agraciado viva siempre en compañía del testador y de su esposa, o del que sobreviva, cuidándolos y asistiéndolos sanos o enfermos como buen hijo, bien entendido que por cualquier circunstancia no pudieran vivir juntos, pasara la mejora y legado en la forma expresada en dicha cláusula cuarta como si ocurriera su fallecimiento, esto es pasara al siguiente hijo, y así sucesivamente.
    Novena: Revoca con el presente todo testamento anterior y prohíbe la intervención judicial en su testamentaria, y ordena que si algún heredero no está conforme con todo lo dispuesto en este testamento, no perciba más bienes que los que por su legitima estricta le corresponda, en beneficio de los demás.

    ACLARACIONES AL TESTAMENTO
    Herederos por orden de nacimiento:
    Andrés. Muerto. Soltero sin descendencia. Vivió y murió en casa paterna. Cuido a su madre hasta la muerte. Hizo testamento a un sobrino, Manuel que reclamaba la mejora.
    José. Muerto. Soltero, sin descendencia. Vivió y cuido a su madre en casa paterna. Sin testamento.
    Jesús. Muerto. Casado con un hijo. Vivió en una casa a 20 km. De la casa paterna. Esta casa es de su madre. Su descendiente reclamaba la mejora, aunque pasado el tiempo estaría dispuesto a ir a partes iguales.
    Manuela. Muerta. Casada con una hija.
    Manuel. Casado con dos hijos.
    Antonio. Vive. Casado con tres hijos.
    Carmen. Vive. Casada con tres hijos.
    Solo los dos primeros vivieron y murieron en la casa paterna. Todos los hermanos ayudaron en su cuidado.
    Primero murió el testador y después su esposa.
    La herencia de la esposa esta sin repartir. Esta es a partes iguales.

    Tanto el heredero de Andrés como el de Jesús tuvieron un acto de conciliación 170/00 M en el año 2000. Fue en el juzgado nº 7 de la Coruña. Jesús reclamaba para si la herencia. Al final nada.
    Tres de los herederos tienen pensado pedir al juzgado perito -partidor para que siga el testamento. Ya que no se ponen de acuerdo. Uno reclama la mejora, otros ir a partes iguales

    Dame tu opinión, y forma de actuar.

    Gracias de antemano

  • Patricia Pintado

    Estimado José:

    Como es un tema complejo para contestar a través de este comentario, transmitimos su duda a nuestro departamento de herencias para que le puedan informar detenidamente.

Deje su comentario

triangulo

Subir