Cómo afecta la sucesión de la empresa familiar a clientes, proveedores y empleados Reviewed by Momizat on . *La sucesión en la empresa familiar afecta también a clientes, proveedores y empleados, entre otros *Los interesados quieren saber en todo momento cómo funciona *La sucesión en la empresa familiar afecta también a clientes, proveedores y empleados, entre otros *Los interesados quieren saber en todo momento cómo funciona Rating: 0
Inicio » Blog Arriaga Asociados » Cómo afecta la sucesión de la empresa familiar a clientes, proveedores y empleados

Cómo afecta la sucesión de la empresa familiar a clientes, proveedores y empleados

triangulo

*La sucesión en la empresa familiar afecta también a clientes, proveedores y empleados, entre otros

*Los interesados quieren saber en todo momento cómo funciona la empresa y si hay sucesión

*Dar información y ser transparente es la mejor estrategia

 

La sucesión en la empresa familiar afecta también a clientes, proveedores y competidores, además de la familia… Cualquier empresa opera en un mercado donde mantiene una red de relaciones con clientes y proveedores interesados en la buena marcha de la empresa; por motivos distintos, los competidores también seguirán atentamente su evolución. El empresario es la referencia de todas estas relaciones e intereses.

Cuando alguien crea una empresa nunca la crea en solitario, aunque no sean socios de la empresa. Algunos no son socios, ni constan en nómina, pero tienen mucho interés en que su proyecto funcione bien e incluso tienen una historia en común tan larga como su propia empresa. Hay clientes y proveedores que han estado al lado del empresario desde el principio, o desde hace poco, pero todos ellos conforman un entramado llamado ‘stakeholders’ o círculos de la empresa.

Los circulos cercanos a la empresa tienen el mismo interes que el empresario dentro del plan de sucesion familiar FUENTE pixabay.com

Los círculos cercanos a la empresa tienen el mismo interés que el empresario dentro del plan de sucesión familiar

FUENTE: pixabay.com

Si la empresa evoluciona bien, todos los círculos de interés lo harán. Y cuando se den las situaciones críticas de la empresa, estarán alerta puesto que los riesgos de la empresa también son sus riesgos.

Por contra, los competidores tienen interés en la evolución de la empresa familiar para saber si hay más hueco en el mercado para ellos. Cualquier signo de debilidad competitiva, como el cambio repentino en el mayor representante de la compañía, es una oportunidad de negocio para las empresas que pretenden los mismos mercados.

Todos los círculos intentarán, más o menos, despejar sus dudas sobre el futuro de la empresa. Si los clientes no ven movimientos al frente de la organización cuando es la hora, buscarán proveedores alternativos. Se asegurarán de no quedarse sin los productos o los servicios que necesitan. Los proveedores, por su parte, no arriesgarán a quedarse sin pedidos, sino que buscarán clientes alternativos. También los bancos, proveedores de financiación, querrán garantías de futuro para hacer frente a sus préstamos y créditos.

Los clientes querran asegurarse que no se quedan sin sus pedidos en el proceso de sucesion de la empresa FUENTE pixabay.com

Los clientes querrán asegurarse que no se quedan sin sus pedidos en el proceso de sucesión de la empresa

FUENTE: pixabay.com

A diferencia del interés que muestra la familia, los empleados o los socios, si los hay, el tipo de interés de clientes y proveedores y, evidentemente, el de sus competidores será pura y llanamente económico, y después emocional.

Por ello, un plan de sucesión como el que planteamos en Arriaga Asociados puede ser un arma muy útil para acallar rumores y despejar dudas de futuro. Para clientes y proveedores significa un cambio en el horizonte y también un cambio de interlocutor; es una evidencia de la continuidad de sus relaciones más allá del empresario y una oportunidad para seguir ganando juntos.

Por ello, el plan de sucesión en la empresa familiar debe ser comunicado y debe contar entre sus destinatarios a clientes, a proveedores y al entorno económico, donde estarán situados los competidores.

Clientes y proveedores querrán saber dos datos clave de la sucesión en la empresa familiar: quién va ser el sucesor y cuándo se va a producir el cambio. Respecto al sucesor, querrán comprobar, ya desde los primeros contactos, si tiene las competencias para relevar al empresario y si va a tener la capacidad de decisión que aquél tenía, es decir, si el empresario va a retirarse de veras o no. Y, respecto a la empresa, querrán asegurarse de que, después del proceso de sucesión, mantiene su solidez y su garantía de cumplimiento de los compromisos.

Las apariciones en prensa y en Internet, como la publicidad, deben ser cuidadas y el proceso de cambio generacional es un mensaje positivo de continuidad que favorecerá su imagen pública.

Un plan de sucesión de una empresa familiar que va superando etapas y que es comunicado de la forma más adecuada a cada destinatario y en el momento más oportuno es la mejor protección contra la incertidumbre que amenaza a tantas empresas familiares en momentos de relevo generacional. Sus clientes y proveedores seguirán confiando en ella porque garantiza la continuidad de su negocio y minimiza sus riesgos, porque confían en el empresario y en la decisión que haya tomado respecto a su sucesor. Y es también la mejor medicina para las ansias expansivas de sus competidores.

Si usted tiene una empresa y está pensando en su sucesión lo mejor es que se asesore sobre cómo ejecutar ese plan para cuidar también su entorno. En Arriaga Asociados podemos ayudarle porque hemos llevado  a cabo numerosos procesos de este tipo con mucho éxito. Llámenos al teléfono gratuito 900 101 775 o escríbanos a contacto@arriagaasocaidos.com y pídanos la información que necesite.

 

Acerca del Autor

triangulo
triangulo

Deje su comentario

triangulo

Subir