Cómo estar preparado para la desaparición repentina del empresario familiar Reviewed by Momizat on . * Cualquier desgracia a lo largo del plan de sucesión que afecte a uno de los dos agentes implicados en el mismo puede tener nefastas consecuencias sobre el neg * Cualquier desgracia a lo largo del plan de sucesión que afecte a uno de los dos agentes implicados en el mismo puede tener nefastas consecuencias sobre el neg Rating: 0
Inicio » Blog Arriaga Asociados » Cómo estar preparado para la desaparición repentina del empresario familiar

Cómo estar preparado para la desaparición repentina del empresario familiar

triangulo

* Cualquier desgracia a lo largo del plan de sucesión que afecte a uno de los dos agentes implicados en el mismo puede tener nefastas consecuencias sobre el negocio

* Es importante tener listo un plan de crisis dentro del plan de sucesión

* En un plan de sucesión se trabaja con personas por lo que siempre puede haber sorpresas

 

A lo largo del proceso de sucesión, la empresa familiar se halla en una fase delicada, porque es una fase de transición. En este periodo, cualquier hecho inesperado de uno de los dos agentes implicados en el mismo puede tener nefastas consecuencias sobre el negocio. La única solución es haber previsto de antemano la desaparición repentina del empresario familiar (ya sea por enfermedad o fallecimiento) y tener un plan de crisis preparado.

Las empresas familiares con un empresario personalista al frente tienen más riesgo que las otras empresas, porque dependen de una sola persona. Aunque una desgracia puede sobrevenir en cualquier momento, aquellas relacionadas con la salud son más probables conforme pasan los años.

Las empresas familiares con un empresario personalista al frente tienen mss riesgo que otras empresas FUENTE pixabay.com

Las empresas familiares con un empresario personalista al frente tienen más riesgo que otras empresas

FUENTE: pixabay.com

En la empresa familiar la desaparición repentina del empresario familiar tiene un impacto que va mucho más lejos del caos interno de la organización. Se verán afectados clientes y proveedores, los acreedores buscarán el pronto pago  y los competidores buscarán hacerse con una parte del mercado.

Por ello, es importante tener listo un plan de crisis dentro del plan de sucesión. El Plan de Crisis acompaña al Plan de Sucesión y su utilidad variará en función de la etapa de desarrollo en que se encuentre éste y, muy especialmente, según la situación afecte al empresario o a su sucesor.

  1. Si la desgracia es del empresario: Cuando se da la desaparición repentina del empresario familiar, las alternativas dependerán de si ocurre al principio del plan sucesorio o al final. Una solución es crear un Consejo Asesor, formado por miembros de la familia, directivos externos clave de la empresa, y asesores del empresario (abogado, consultor de la sucesión). Su cometido, además de intervenir en la definición de la visión de futuro de la empresa, es de apoyo al empresario en todo el proceso de sucesión y, en casos extremos, puede convertirse en un instrumento de extrema utilidad para superar los problemas derivados de contingencias.

Una solucion es crear un Consejo Asesor, formado por miembros de la familia FUENTE pixabay.com

Una solución es crear un Consejo Asesor, formado por miembros de la familia

FUENTE: pixabay.com

Si el plan está en sus fases iniciales hay que empezar desde cero. El Consejo Asesor debe tomar cartas en el asunto para decidir qué camino tomar.

Pero si el plan ya ha superado las primeras etapas, las alternativas dependerán del nivel de conocimiento adquirido por el sucesor. Nunca se justificará la incorporación de un sucesor incompetente, puesto que la empresa se juega su supervivencia. Si el sucesor está lo suficientemente preparado, hay que acelerar su incorporación al frente de la empresa aunque sea con el apoyo directo de los directivos clave.

Si el perfil del sucesor aún está lejos del perfil previsto, hay que buscar una dirección-puente hasta que los perfiles se igualen. El puente puede ser un directivo interno o un profesional externo. Es función del Consejo Asesor definir el perfil del puesto, fijar la remuneración (y la recompensa final en el caso de un directivo interno) y evaluar periódicamente los resultados hasta la incorporación del sucesor.

  1. Si la desgracia acontece al sucesor. La pérdida del sucesor supone un golpe para los planes del empresario, pero la situación tiene una gran ventaja respecto a las contingencias que afectan al empresario, puesto que éste está presente en la empresa y, por tanto, puede seguir funcionando normalmente. El momento del proceso en el que se produzca la contingencia, junto a su origen externo o interno, determinará las alternativas de solución.

Si se produce en las fases iniciales hay tiempo para reaccionar y para buscar otras opciones. Si hay otros sucesores disponibles habrá que cambiar el plan de sucesión y, si no los hay, el empresario deberá elegir entre dos posibilidades:

*Mantener la propiedad en manos familiares y buscar su repuesto en una dirección no familiar.

*Continuar al frente de la empresa hasta el momento de retirarse y decidirse por la venta de la empresa, por una dirección externa o por alguna solución mixta.

Cuanto más avanzado esté el plan de sucesión, más fácil será la solución a la que afecta al propio empresario, con una diferencia capital, puesto que el empresario podría retomar su papel de forma transitoria hasta hallar una alternativa plausible.

Cuando el origen de la contingencia está en el mismo sucesor, sea por su evidente falta de competencia, sea por su renuncia, las soluciones siempre desembocan en un nuevo candidato, en una dirección no familiar o en una dirección-puente.

Por último, no podemos olvidar que en un plan de sucesión se trabaja con personas por lo que siempre hay que guardar un lugar para posibles sorpresas. Además, el azar es caprichoso, por lo que es inconcebible que solo unas pocas empresas familiares tengan un plan de crisis, pues se juegan el futuro de la empresa y el de la familia.

En Arriaga Asociados podemos ayudarles ante estos imprevistos para que no caben siendo imprevistos. Llámenos al teléfono gratuito 900 101 775 y le asesoraremos en este delicada tarea.

 

Acerca del Autor

triangulo
triangulo

Deje su comentario

triangulo

Subir