¿Cuánto me puede costar un plan de sucesión? Reviewed by Momizat on . *Hacer un plan de sucesión es más una inversión que un coste *El plan incumbe al empresario, la empresa y la familia *Habrá coste directos e indirectos   H *Hacer un plan de sucesión es más una inversión que un coste *El plan incumbe al empresario, la empresa y la familia *Habrá coste directos e indirectos   H Rating: 0
Inicio » Blog Arriaga Asociados » ¿Cuánto me puede costar un plan de sucesión?

¿Cuánto me puede costar un plan de sucesión?

triangulo

*Hacer un plan de sucesión es más una inversión que un coste

*El plan incumbe al empresario, la empresa y la familia

*Habrá coste directos e indirectos

 

Hacer un plan de sucesión tiene coste. Pero para ser exactos, es más adecuado hablar de “inversión”, porque el precio de un plan de sucesión es barato si conseguimos el objetivo final: lograr la perviviencia de la empresa de forma profesional, manteniendo la dirección en la familia.

Sin plan se puede comprometer incluso la supervivencia de la empresa y poner en peligro la armonía familiar. Y esto sí que es pagar un alto precio de un plan de sucesión.

Es importante recordar que un plan de sucesión incumbe no sólo al empresario y la empresa, sino también al ámbito familiar. Como en todo plan a largo plazo, no existe garantía total de alcanzar el objetivo previsto.

Además, sólo al final del proceso valoraremos si los esfuerzos han valido la pena y si las inversiones han sido rentables. La desaparición de las empresas familiares sin sucesión planificada es muy alta.

Así, ¿qué precio tendrá el plan de sucesión para la empresa y la familia? Los costes monetarios son los más objetivos, pero sus previsiones sufrirán adaptaciones a lo largo del proceso puesto que nos hallamos ante un plan a largo plazo. Pero hay más costes a tener en cuenta.

Los conceptos que acabarán conformando el precio del plan de sucesión serán:

  1. Costes directos: Son los que tienen un pago económico y en este caso, incluye:

*Formación del sucesor: Formación académica y especifica que se realiza fuera de la empresa (universidades, escuelas de negocio, etc.). Suele ser la partida de importe más elevado.

*Gastos familiares: Las reuniones familiares o los cursos de preparación para el plan de sucesión y sus costes asociados.

*Asesores externos: Las colaboraciones de consultores fiscales, familiares o financieros, así como la retribución específica de directivos y empleados de la propia empresa si se les retribuye por ello. La redacción del protocolo familiar en sí mismo.

 El precio del plan de sucesio—n es mejor considerarlo una inversin FUENTE pixabay.com

El precio del plan de sucesión es mejor considerarlo una inversión

FUENTE: pixabay.com

  1. Costes de oportunidad: Son los ingresos que los participantes en el proceso dejan de percibir al dedicarse al plan de sucesión. Son menos cuantificables. Los que incurren en dichos costes son:

*El empresario: Quien más tiempo dedica al plan de sucesión y a lo largo de todo el proceso, hasta el final. No es un coste desdeñable ya que es quien toma las decisiones más trascendentales y, por lo tanto, se trata también del mayor sueldo de la empresa. No incluiría su dedicación como padre que, aunque notable, no incumbe a la empresa.

*El sucesor: Dedicará buena parte de su tiempo a formarse y deberá renunciar a otras alternativas profesionales fuera de la empresa familiar.

*Directivos y empleados: Cuando no se retribuye de forma específica su dedicación al plan de sucesión y lo hacen en detrimento de sus obligaciones profesionales habituales, el valor del tiempo que le dedican estaría englobado en este apartado.

  1. Otros costes para personas o aspectos que sólo se relacionan con la actividad empresarial, pero que acaban convirtiéndose en costes económicos: Psicológicos (tensiones, especialmente en el empresario y en su círculo más próximo), familiares (el plan puede acarrear fracturas familiares), e imagen de la empresa (clientes, proveedores y competidores tienen una imagen que se proyecta en el futuro).

A la hora de presupuestar, el empresario también deberá saber que el tipo y la cuantía de los costes variará mucho con cada etapa del plan de sucesión. En la fase inicial (planificación), no existen prácticamente grandes costes directos, mientras que en la fase de preparación se concentran los gastos más cuantiosos. Por último, en la fase de traspaso, los únicos costes directos son imputables a los asesores externos que ayuden al proceso de transferencia.

El coste del plan de sucesi—on tambieŽn incluye el tiempo dedicado FUENTE pixabay.com

El coste del plan de sucesión también incluye el tiempo dedicado

FUENTE: pixabay.com

En definitiva, el éxito de un plan de sucesión suele beneficiar monetaria y emocionalmente al empresario, a su familia, al sucesor y a la misma empresa. Si por ahorrase unos gastos o el tiempo necesario, la sucesión se improvisa o se deja al azar, los costes pueden llevar incluso a la desaparición de la empresa. En Arriaga Asociados podemos ayudarle a realizar un plan de sucesión en su empresa atendiendo a todas esta variables que les hemos comentado. Llámenos al teléfono gratuito de nuestro despacho, 900 101 775, y atenderemos su caso.

Acerca del Autor

triangulo
triangulo

Deje su comentario

triangulo

Subir