¿Por qué han aumentado tanto las renuncias a la herencia? Reviewed by Momizat on . *Las deudas del fallecido son uno de los motivos principales par renunciar a la herencia *No poder hacer frente al impuesto de sucesiones, de coste muy elevado *Las deudas del fallecido son uno de los motivos principales par renunciar a la herencia *No poder hacer frente al impuesto de sucesiones, de coste muy elevado Rating: 0
Inicio » Abogados Herencias » ¿Por qué han aumentado tanto las renuncias a la herencia?

¿Por qué han aumentado tanto las renuncias a la herencia?

triangulo

*Las deudas del fallecido son uno de los motivos principales par renunciar a la herencia

*No poder hacer frente al impuesto de sucesiones, de coste muy elevado en algunas comunidades autónomas, es otra de las razones

*Se puede heredar solo respondiendo a las deudas con los bienes heredados, pero legalmente es lento y complicado

 

Otra de las importantes consecuencias de la crisis es el aumento de las renuncias a las herencias hasta duplicarse en los últimos años. La razón es clara: el fallecido tiene deudas por valor superior al patrimonio que ha dejado, o, por otra parte, que los herederos no puedan pagar los impuestos de sucesiones, marcados por los gobiernos autonómicos, que suelen ser elevados.

Y es que cuando resultamos adjudicatarios de una herencia, hay que decidir si aceptamos o renunciamos a la herencia, lo que se conoce también como repudiación. La aceptación puede ser expresa o tácita. Es decir, se considera tácita si el heredero realiza acciones como nuevo ‘propietario’ del bien: por ejemplo, si es un inmueble, firmar un contrato de arrendamiento. Lo normal es que sea de modo expreso y ante notario. La renuncia a la herencia ha de ser expresa y en documento público. Ambas, aceptación y repudiación, son irrevocables, una vez que se otorgan ya no vale cambiar de opinión. Se es heredero o se deja de serlo con todas las consecuencias, y para siempre. En caso de renuncia, el resto de herederos puede ejecutar su derecho de acrecer.

Se puede no obstante aceptar la herencia de dos maneras distintas: pura y simplemente, o a beneficio de inventario.  Con la primera, el heredero se compromete a pagar todas las deudas y compromisos del fallecido, respondiendo no solamente con el patrimonio de éste, sino también con el suyo propio y sin limitación. Con la aceptación a beneficio de inventario, el heredero solamente responde de las deudas con lo que herede, y nunca con sus propios bienes.

La renuncia a la herencia puede ser porque el fallecido tuviera muchas deudas FUENTE pixabay.com

La renuncia a la herencia puede ser porque el fallecido tuviera muchas deudas

FUENTE: pixabay.com

Antes de la crisis, y por extraño que parezca, más del 99% de las herencias se aceptan de manera pura. Y es que hasta hace poco tiempo no había ninguna preocupación real acerca de que ninguna herencia fuera a tener más deudas que bienes. Con la crisis, no es nada infrecuente que hijos, cónyuge,  padres u otros familiares acudan a la notaria para otorgar una escritura para renunciar a la herencia de su familiar.

Otra causa de renuncia es que no sea el fallecido, sino el heredero, el que tenga deudas, por lo que prefiere no aceptar la herencia y que ésta pase de largo a otros parientes. No obstante, en este caso los acreedores del renunciante podrían a pesar de todo aceptarla a los solos efectos de cobrarse.

Es muy conveniente que ante la más mínima duda acerca de cuáles son en realidad los bienes, y, en especial, las deudas, del  fallecido, se realice una investigación al respecto por parte de los herederos, incluso aunque no se acepte finalmente a beneficio de inventario.

Si el heredero tiene muchas deudas, tambien puede renunciar a la herencia FUENTE pixabay.com

Si el heredero tiene muchas deudas, también puede renunciar a la herencia

FUENTE: pixabay.com

Hemos comentado antes también que otra causa para renunciar a la herencia es que los herederos no pueden pagar el impuesto de sucesiones. Este impuesto, que varía mucho entre autonomías (entre las más caras están Extremadura, Andalucía y Cataluña), pone en graves dificultades a algunos herederos para pagarlo. Es decir, que hay personas que aunque tienen en la herencia patrimonio suficiente para responder, no pueden heredar porque la administración solamente acepta que se le pague en dinero aunque no lo haya en la herencia. Solamente en muy determinados casos acepta otros bienes como forma de pago.

Muchas de estas renuncias podrían evitarse con la aceptación a beneficio de inventario, por lo que la modificación de su normativa para hacerla más operativa, teniendo en cuenta todos los peligros que se han apuntado a la hora de aceptar, es una necesidad real.

Si se ve inmerso en un problema de este tipo con una herencia, consúltenos antes de acudir a la Notaría. En Arriaga Asociados podemos ayudarle a aclarar su situación y a ver, realmente, lo que más le conviene. Nuestro teléfono de contacto es gratuito: 900 101 775.

 

Acerca del Autor

triangulo
triangulo

Deje su comentario

triangulo

Subir