4 razones para retrasar la sucesión en la empresa familiar Reviewed by Momizat on . *El empresario familiar opone resistencia muchas veces a la sucesión en la empresa familiar *Si la empresa no está estable, es mejor retrasar la sucesión *Si el *El empresario familiar opone resistencia muchas veces a la sucesión en la empresa familiar *Si la empresa no está estable, es mejor retrasar la sucesión *Si el Rating: 0
Inicio » Blog Arriaga Asociados » 4 razones para retrasar la sucesión en la empresa familiar

4 razones para retrasar la sucesión en la empresa familiar

triangulo

*El empresario familiar opone resistencia muchas veces a la sucesión en la empresa familiar

*Si la empresa no está estable, es mejor retrasar la sucesión

*Si el sucesor plantea problemas, es mejor parar la sucesión en la empresa familiar

 

Aunque existen muchas empresas familiares que aún no están preparadas ni se plantean la sucesión en la empresa familiar, lo cierto es que cada vez son más los empresarios familiares que son conscientes de que la pervivencia del negocio familiar dependerá, en muy buena medida, de organizar bien las cosas para cuando el fundador deje de llevar las riendas del negocio.

Sin duda, el cambio de generación en una empresa es uno de los momentos más complicados para la misma: cambian las directrices y quienes la dan, y de hecho, sólo el 30% de las empresas familiares llega a la segunda generación y apenas el 10% a la tercera. Y es que, en el proceso de sucesión, existen multitud de facturas que pueden hacer que fracase el proceso y que surjan nuevas dificultades por el camino.  Gestionar la sucesión a tiempo y con tiempo, como ya hemos indicado en anteriores ocasiones, y guiados de la mano de profesionales aumenta exponencialmente las garantías de que la empresa familiar sobreviva.

La sucesion en la empresa familiar puede tener algunas razones para retrasarse FUENTE pixabay.com

La sucesión en la empresa familiar puede tener algunas razones para retrasarse

FUENTE: pixabay.com

Es cierto que, a veces, el empresario familiar, sin quererlo, opone resistencia a planificar su sucesión al máximo, bien porque quiere seguir controlando el negocio, porque no confía en el sucesor o sucesores, o porque sabes que estos no están listos para dirigir la empresa.

Pero, aparte de este tipo de excusas para retrasar la sucesión en la empresa familiar, también es cierto que existen una serie de motivos que sí justifican por sí mismos el retraso de la sucesión, que antes o después deberá llevarse a acabo:

  1. La empresa no atraviesa su mejor momento y necesita estabilidad: Puede ser que el momento elegido para la sucesión no sea el más adecuado porque la compañía atraviesa por una situación difícil (pérdida de clientes importantes, conflicto de cualquier tipo, pérdidas económicas…). En definitiva, el traspaso del propietario al sucesor debe hacerse en un momento tranquilo para la empresa, puesto que esto de por sí ya puede generar conflicto.

 Ante una situacion inestable, es mejor retrasar la sucesion en la empresa familiar

Ante una situación inestable, es mejor retrasar la sucesión en la empresa familiar

FUENTE: pixabay.com

 

  1. La familia y la empresa no creen que el sucesor sea el mejor para el puesto. A pesar de todo el proceso, si esto ocurre, lo mejor es intentar solucionar el conflicto antes de que se produzca la sucesión, puesto que si no, después será peor.
  2. El sucesor plantea problemas. Puede ser que tras llevar a cabo todo el proceso, el propietario, asesorado por los expertos, detecte que el sucesor carece de las cualidades necesarias para el puesto, no tenga carisma como líder o bien rechace incorporarse. En estos casos, es necesario también retrasar la sucesión, puesto que hacerlo rápido y mal solo irá en contra de la marcha de la empresa.
  3. La planificación estratégica de la compañía no lo recomienda por algún otro motivo. Si llegado el momento surgen imprevistos de cualquier otro tipo, que contravienen a la planificación de la empresa, es razonable retrasar la sucesión.

En el proceso de sucesión en la empresa familiar es necesario contar con el tiempo necesario para desarrollarlo adecuadamente. Esta situación ideal, sin embargo, no siempre se puede llevar a la práctica. Y ello a pesar de que en muchas ocasiones sí que se cuenta con un plan de viabilidad. Por lo tanto, al margen de los consejos generales, la viabilidad de la empresa será el aspecto clave a considerar a la hora de marcar una fecha para el momento de la sucesión en la empresa familiar. No se deben correr riesgos innecesarios, sobre todo, teniendo en cuenta lo mucho que hay en juego.

Por eso, si necesita de nuestra ayuda, en Arriaga Asociados podemos asesorarle y aconsejarle durante todo el proceso de sucesión de la empresa familiar. Contacte con nosotros en el teléfono gratuito 900 101 775.

 

Acerca del Autor

triangulo
triangulo

Deje su comentario

triangulo

Subir