Los grandes culpables de la venta de acciones Bankia Reviewed by Momizat on . * Rato, Fernández Norniella y José Luis Olivas han sido los responsables, entre otros, de este fraude * Deloitte, el Banco de España y los partidos políticos ta * Rato, Fernández Norniella y José Luis Olivas han sido los responsables, entre otros, de este fraude * Deloitte, el Banco de España y los partidos políticos ta Rating: 0
Inicio » Acciones Bankia » Los grandes culpables de la venta de acciones Bankia

Los grandes culpables de la venta de acciones Bankia

triangulo

* Rato, Fernández Norniella y José Luis Olivas han sido los responsables, entre otros, de este fraude

* Deloitte, el Banco de España y los partidos políticos también actuaron como cómplices de la venta

 

Seguramente los conocen ya. Conocen sus caras, su forma de actuar y hasta sus hechos. Pero  nunca está de más recordar a los responsables de la que quizá sea el mayor fraude, junto con la comercialización de las preferentes, de la historia financiera y bancaria española: la venta de las acciones Bankia.

 

Los grandes culpables son los consejeros de Banco Financiero de Ahorros (BFA)-Bankia encabezados por su presidente en el momento de la salida a bolsa, Rodrigo Rato, su fiel escudero, José Manuel Fernández Norniella, y el dueño y señor de Bancaja (caja de ahorros de Valencia), José Luis Olivas. Pero no estaban solos. Detrás tenían a los tres grandes partidos nacionales (el PP para salvar su control absoluto de Madrid y Valencia, el PSOE para mantener el Gobierno de una España al borde del colapso e IU para conseguir fondos y prebendas), los dos sindicatos y la patronal.

 Jose Luis Olivas, presidente de Bancaja, fue otro de los responsables de la salida a Bolsa de Bankia FUENTE commons.wikimedia.org

José Luis Olivas, presidente de Bancaja, fue otro de los responsables de la salida a Bolsa de Bankia

FUENTE: commons.wikimedia.org

 

Como cómplice principal, Deloitte, a la vez auditor, consultor, diseñador de la salida a bolsa y rectificador de las cuentas que él mismo había dado por buenas. Con importancia decreciente aparecen en el elenco la consultora financiera Lazard (donde trabajaba Rato antes de Caja Madrid), la auditora  BDO (que avaló la valoración de Bankia cuando se segregó de BFA), y las auditoras AFI, Ernst & Young y una serie de empresas participadas o relacionadas con Bankia. Y, como cooperadores necesarios, un Banco de España que, o bien no se enteraba de nada, o bien miró escandalosamente para otro lado (no sabemos qué puede ser peor), y la CNMV, que, como siempre, estaba a la luna de Valencia.

 

Es decir que Rodrigo Rato y su fiel escudero Fernández Norniella son los grandes culpables, pero no estaban solos. Detrás le seguían PP, PSOE e IU, sindicatos y patronal. Y como cómplices Deloitte, Lazard, BDO, AFI y Ernst & Young. El Banco de España, también, cooperador necesario.

Los informes realizados por los peritos del Banco de España cuestionan la propia creación en 2010 del llamado Banco Financiero y de Ahorro; así como la fusión fría que luego derivó en caliente de Caja Madrid, Bancaja y las cajas de Ávila, Segovia, Rioja, Canarias y Laietana. Esta fusión tenía como objetivo principal acceder a las ayudas del FROB para capitalizar el grupo y poder superar los test de estrés de julio de 2010. Es decir, evitar que aquellos ejercicios pusieran al descubierto la situación insostenible de las cajas madrileña y valenciana, y la necesidad de intervenirlas tras años de expansión desaforada basada en el ladrillo y de concesión ilimitada de crédito a los amigos del partido para enriquecerse. Y lo consiguieron: en ese ejercicio europeo, BFA obtuvo un exceso de capital de 1.714 millones nada menos (tras recibir 4.465 de dinero público) en el escenario adverso. No es extraño que estos test se convirtieran en el hazmerreír de los mercados, una reputación que sólo han recuperado con el examen del Banco Central Europeo de octubre.

 Las cuentas de Bankia empezaron a falsearse, segun los peritos, desde antes del 2010 FUENTE pixabay.com

Las cuentas de Bankia empezaron a falsearse, según los peritos, desde antes del 2010

FUENTE: pixabay.com

 

En ese mismo año 2010, según uno de los peritos encargados del estudio, el beneficio neto declarado de 529 millones era en realidad una pérdida de 62 millones. El otro señala que el propio BFA acometió ajustes adicionales por la combinación de negocios de las siete cajas por valor de 3.931 millones en 2011, algo que debió hacerse un año antes.

 

Pero la situación siguió siendo tan mala que Bankia debería haber presentado unas pérdidas, en el ejercicio de 2011, de 1.830 millones, que en el caso de BFA se hubieran tenido que elevar hasta la brutal cifra negativa de 4.570 millones.

 

Estas cantidades provocaron el derrumbe del castillo de naipes. Luis de Guindos, el sustituto de la ministra socialista de Economía Elena Salgado, convocó a los grandes bancos y, con su apoyo, decapitó a Rato, su antiguo jefe, decidió la nacionalización de la entidad y el nombramiento como presidente de José Ignacio Goirigolzarri, en mayo de 2012. Éste reformuló las cuentas para sacar a la luz todo lo que se había ocultado, aunque tampoco se libra de las críticas de los peritos: por un lado, decidió pasar sólo a subestándar muchos créditos que debían ser dudosos, con lo que provisionó menos de lo que debería (es decir, debería haber dado todavía más pérdidas, 1.192 millones para ser exactos).

 

Así que, como dice el refrán, “entre todos la mataron y ella sola se murió”. Pero los que han sufrido esa mala gestión, ese falseamiento de las cuentas y esa fraudulenta salida a Bolsa de Bankia, los clientes minoristas, son los que deben tomar cartas en el asunto y demandar a Bankia para recuperar el dinero que invertido en las acciones.

 

Si necesita ayuda, en Arriaga Asociados podemos prestársela. Llámenos sin compromiso a nuestro teléfono gratuito 900 101 775 e infórmese gratuitamente.

 

 

Acerca del Autor

triangulo
triangulo

Deje su comentario

triangulo

Subir