Bankia: de las preferentes a la salida a bolsa Reviewed by Momizat on . Miles de personas confiaron en la entidad durante años a la hora de adquirir productos financieros   Todas las personas que han sido y son clientes de Bank Miles de personas confiaron en la entidad durante años a la hora de adquirir productos financieros   Todas las personas que han sido y son clientes de Bank Rating: 0
Inicio » Acciones Bankia » Bankia: de las preferentes a la salida a bolsa

Bankia: de las preferentes a la salida a bolsa

triangulo

Miles de personas confiaron en la entidad durante años a la hora de adquirir productos financieros

 

Todas las personas que han sido y son clientes de Bankia saben la confianza que tenían en la entidad y en sus empleados a la hora de adquirir productos financieros. El banco y sus trabajadores han sido durante mucho tiempo el referente esencial a la hora de confiar sus ahorros. Muchas personas (especialmente de entidades como Caja Madrid, Bancaja o Caixa Laietana, que dieron lugar a Bankia) no habían  trabajado con otras entidades en la vida, y todo lo que les decían los empleados lo asumían como bueno y como cierto. De repente, esa confianza fue quebrada cuando Bankia, necesitada de recursos,  se dedicó de forma masiva  a vender a sus ahorradores históricos productos financieros de alto riesgo (preferentes y subordinadas, principalmente)  y después cuando acudió a bolsa y formuló mal sus cuentas anuales del año 2011.

 My beautiful picture

Bankia, necesitada de recursos, vendió preferentes y acciones

FUENTE: enwikipedia.com

 

Fue precisamente en ese año, cuando Bankia precisaba captación de fondos externa y la salida a bolsa se perfiló como una de las opciones más viables, aunque para ello tuvieran que ocultar su verdadera situación contable.

Por todos es sabido, la promoción institucional que se hizo al efecto, con la emisión de folletos dando explicaciones de la solvencia de la entidad, con las numerosas declaraciones de sus directivos en medios de comunicación, con la publicidad y con la presión a la que fueron sometidos muchos de sus empleados para “colocar” dichas acciones entre sus clientes. Clientes que, volvemos a repetir, además del dinero entregaban su confianza a la entidad.

 

En sus cuentas anuales de 2011, Bankia aprobó unos beneficios de 309 millones de euros que, posteriormente, y con la reformulación de las cuentas por el nuevo Consejo de Administración el día 25 de mayo de 2012 se tornó en unas pérdidas de 2.790 millones de euros y la inmediata pérdida de valor de las acciones. Poco después, Bankia necesitó de una inyección de fondos públicos de 24.000 millones de  euros  para evitar la quiebra.

 

A pesar de la contundencia de esos datos, a los clientes que adquirieron las acciones no se les dio ni explicaciones ni una solución, por lo que, desde ese mismo momento, sólo tenían a su disposición la vía judicial si querían recuperar su dinero. La mayor parte de los afectados, ante la incertidumbre de la situación o por desinformación simplemente, optaron por vender o mantener sus posiciones inversoras.

 Bankia dijo en sus cuentas anuales que tenia beneficios FUENTE it.wikipedia.org

Bankia dijo en sus cuentas anuales que tenía beneficios

FUENTE: it.wikipedia.org

 

Pero, con la aparición, a primeros de diciembre pasado, de los informes de los peritos del Banco de España, que reafirmaban la ocultación de los datos reales de la entidad en el momento de salida a Bolsa, muchas personas se decantaron por la vía judicial y empezaron a demandar a la entidad por la información falsa que contenía el folleto de acciones Bankia.

 

Y es que, no sólo tiene posibilidad de reclamar aquellas que compraron las acciones en la oferta pública, sino aquellos que acudieron al mercado secundario hasta el mes de mayo de 2012.

Como toda empresa que vende un producto, la viabilidad futura de la entidad dependerá, en parte, de la confianza que puedan tener sus clientes en el desarrollo de su actividad. Lo lógico, a estas alturas, sería que Bankia, una vez reconocido el error que cometió, pidiera disculpas y empezara a devolver el dinero pagado por las acciones. Con ello conseguiría,  además, restituir a sus clientes  parte de la confianza que un día le entregaron.

Pero como esta no es la opción que tiene Bankia, no cabe otra alternativa que demandarles, como ya estamos haciendo con muchos de sus clientes en Arriaga Asociados. Esa es la única opción para que les devuelvan el dinero que invirtieron; porque la confianza en la entidad financiera, posiblemente jamás se la puedan ustedes volver a dar.

 

Si necesita de nuestra ayuda para ello, concierte una visita gratuita y sin compromiso con nuestros abogados para que estudien su caso y le asesoren. Para ello, pueden llamar al teléfono gratuito 900 101 775.

Acerca del Autor

triangulo
triangulo

Deje su comentario

triangulo

Subir