De lunes a viernes de 8 - 21:30h · Sábados, domingos y festivos de 9 - 21h
Servicios
Home / Blog Arriaga y Asociados / ¿Por qué surgieron las Aportaciones Subordinadas de Eroski y Fagor

¿Por qué surgieron las Aportaciones Subordinadas de Eroski y Fagor

Autor: Jesús María Ruiz de Arriaga Remirez

Este producto de alto riesgo ha dejado entrampados los ahorros de más de 40.000 personas en España

 

Desde que estalló el problema de las Aportaciones Financieras Subordinadas de Eroski y Fagor en el verano del año 2012, cerca de 40.000 personas en España han visto entrampados sus ahorros por culpa de este producto. Pero ¿por qué surgieron las Aportaciones Subordinadas de Eroski y Fagor? ¿No había bastante con las preferentes y la deuda subordinada que ya comercializaban los bancos españoles?

 

Al igual que para las entidades financieras, la financiación y el problema para captar recursos económicos ha sido también, algunas veces, un problema para algunas cooperativas. La legislación española contempla que las sociedades anónimas pueden emitir acciones en bolsa y captar dinero, pero las cooperativas, dada su peculiaridad, no pueden emitir acciones y tienen un problema añadido en ese sentido. De esta manera, la Ley Vasca de Cooperativas permite a éstas la emisión de deuda, es decir, bonos u obligaciones a cinco, diez, 20 ó 30 años. Pero estos productos son deuda y tienen fecha de amortización, lo que significa que cuando llega la fecha fijada hay que devolver el dinero. Por eso, Eroski y Fagor Electrodomésticos quisieron emitir un producto que fuera a perpetuidad y que formase parte del capital de la cooperativa.

 Las Aportaciones Subordinadas de Eroski y Fagor surgieron tras modificar la Ley Vasca de Cooperativas en el año 2000 FUENTE flickr.com

Las Aportaciones Subordinadas de Eroski y Fagor surgieron tras modificar la Ley Vasca de Cooperativas en el año 2000

FUENTE: flickr.com

 

Al calor de las participaciones preferentes, el Gobierno de Vitoria modificó la Ley Vasca de Cooperativas en el año 2000 e hizo un traje a medida de las cooperativas de Eroski y Fagor. La modificación fue aprobada por el Parlamento Vasco. El nuevo artículo 57.5 de la Ley decía expresamente lo siguiente:

 

Se consideran financiaciones subordinadas las recibidas por las cooperativas que, a efectos de prelación de créditos, se sitúen detrás de todos los acreedores comunes. Independientemente de su denominación o formalización jurídica, tendrá la consideración de capital social cualquier aportación financiera subordinada contratada por la cooperativa con socios o terceros cuyo vencimiento no tenga lugar hasta la aprobación de la liquidación de la misma”.

 

Con la ley en la mano, el siguiente paso era dónde colocar las Aportaciones Financieras Subordinadas. Las cooperativas Eroski y Fagor no disponían de rating o calificación financiera para poder salir a los mercados de capitales, por lo que tendrían que haber pagado un interés muy alto por colocar las dichas aportaciones subordinadas. Al tener una estructura societaria de cooperativa y no estar medida su solvencia por una agencia de calificación, como Moody`s o Standard & Poor´s, las dos más grandes del mundo, los inversores hubieran exigido a Eroski y Fagor un tipo seguramente cercano al 10%, por lo que para estas cooperativas hubiese sido un coste financiero demasiado alto. De esta forma, al no poder recurrir a los bancos o inversores institucionales, optaron por los minoristas. Es decir, los pequeños ahorradores sin perfil inversor.

 Eroski y Fagor vendieron sus aportaciones subordinadas a pequenos ahorradores sin perfil inversor FUENTE flickr.com

Eroski y Fagor vendieron sus aportaciones subordinadas a pequeños ahorradores sin perfil inversor

FUENTE: flickr.com

 

Y así vino todo el problema y así surgieron las surgieron las Aportaciones Subordinadas de Eroski y Fagor. Un producto financiero complejo, de alto riesgo y no apto para inversores que no sean expertos. Un producto que tiene carácter perpetuo y, por lo tanto, no se amortizan hasta que se liquida la cooperativa. Algo desconocido para la mayoría de los afectados, tal como están confirmando la gran cantidad de sentencias que se están fallando contra los bancos que comercializaron el producto, muchas de las cuales han sido ganadas por Arriaga Asociados.

 

Si usted es un afectado por las Aportaciones Subordinadas de Eroski y Fagor y quiere recuperar su dinero, contacte con nosotros en el teléfono gratuito 900 264 600 y pida una visita (también gratuita y sin compromiso) con nuestros abogados de San Sebastián, Pamplona, Bilbao o Vitoria. Le asesoraremos y le informaremos sobre lo que puede hacer.

 

 

Comentarios (0)
Déjanos tu opinion

*

*

contacta con nosotros
Whatsapp
668 887 400
Agrega nuestro número a tu agenda y comunicate con nosotros por Whatsapp.
Horario:
Lunes a viernes de 9:00 a 19:00h.