¿Qué pasa cuándo invertimos nuestros ahorros en la compra de una vivienda no construida? Reviewed by Momizat on . Tanto la Ley como los Tribunales protegen al particular, también en el caso de cooperativas de viviendas   Hasta ahora, muchos de los que habíais invertido Tanto la Ley como los Tribunales protegen al particular, también en el caso de cooperativas de viviendas   Hasta ahora, muchos de los que habíais invertido Rating: 0
Inicio » Blog Arriaga Asociados » ¿Qué pasa cuándo invertimos nuestros ahorros en la compra de una vivienda no construida?

¿Qué pasa cuándo invertimos nuestros ahorros en la compra de una vivienda no construida?

triangulo

Tanto la Ley como los Tribunales protegen al particular, también en el caso de cooperativas de viviendas

 

Hasta ahora, muchos de los que habíais invertido vuestros ahorros en la compra de una vivienda que nunca llegasteis a disfrutar (bien porque no se acabó, no se empezó nunca la construcción o bien porque no teníais cédula de habitabilidad), creíais que ya no había nada más que hacer, que lo habíais perdido todo y que lo único que podíais recuperar eran las fuerzas para poder iniciar un nuevo proyecto o para intentar olvidarlo todo. Pero no. Hay más cosas que puedes recuperar. Entre ellas, la que seguro será la más importante para vosotros: todo el dinero que habéis ido dando a cuenta y, además, con intereses.

La Ley 57_1968 y los tribunales espanoles protegen al comprador ante una vivienda no construida FUENTE pixabay.com

La Ley 57/1968 y los tribunales españoles protegen al comprador ante una vivienda no construida.

Imagen: pixabay.com

En los últimos años hemos podido comprobar como, por parte de los Juzgados y Tribunales de nuestro país se han puesto del lado de los compradores y los han protegido en estos asuntos. Son numerosas las sentencias que protegen a quien adquiere una vivienda, cuando ni promotor ni banco han cumplido la Ley dictada al respecto, que es la Ley 57/1968, de 27 de julio, sobre percibo de cantidades anticipadas en la construcción y venta de viviendas.

Hay sentencias pronunciadas al respecto en la Audiencia Provincial de Murcia, de Valladolid, de Burgos, de Almería, de Valencia, de Soria, de León, de Cantabria. Hay sentencias también dictadas por el Tribunal Supremo: la de 7 de junio de 1983, la de 22 de septiembre de 1997, la de 1 de diciembre de 1998, la de 8 de marzo de 2001, la de 19 de julio de 2004 o la de 7 de febrero del 2006.

Las cantidades anticipadas por los compradores de vivienda están protegidas por esta ley, tanto si se trate de compradores-consumidores como de cooperativistas. Concretamente, las normas que regulan la garantía de devolución de estos anticipos cuando el promotor no entrega la vivienda por cualquier causa son las que hacen posible que no deis todo por perdido, sino que quede esperanza para recuperar lo que ya habéis invertido.

Es importante destacar que no hace falta estar en posesión de un título de aval, dado que a menudo los bancos se niegan a emitirlo para luego no pagar. Este aval sería un documento que diga que “determinada entidad” (banco o aseguradora) responde por “determinada cantidad”, pero tampoco es necesario que el promotor haya firmado esa póliza general de garantía: tanto la ley como los tribunales protegen al particular.

Si la vivienda no ha llegado a construirse se puede pedir responsabilidades al promotor y al banco FUENTE flickr.com

Si la vivienda no ha llegado a construirse se puede pedir responsabilidades al promotor y al banco

FUENTE: flickr.com

 

Así que, no tiréis la toalla, no os rindáis. Nada se da por acabado hasta que vosotros decís  que ha acabado, y nosotros, como abogados expertos en estafas de vivienda, podemos ayudaros. Porque conocemos la Ley y porque hemos ganado muchos casos.

No lo olvidéis. Si la vivienda no ha llegado a construirse podéis buscar amparo en la Ley 57/68 que, además de responsabilizar al promotor, también responsabiliza al banco, bien como avalista para el caso de que existan avales, bien por incumplir el deber de vigilancia que le impone el artículo 1.2, para el caso de que se hayan permitido ingresos en cuenta sin disponer del obligado aval o seguro.

 

Para cualquier otra duda o aclaración, consúltanos. ¡Podemos ayudarte!

 

Acerca del Autor

triangulo
Número de entradas : 380
triangulo

Deje su comentario

triangulo

Subir