Un matrimonio recupera 52.000 euros en preferentes y subordinadas de Bankia que contrató por teléfono Reviewed by Momizat on . El caso ha sido defendido con éxito por Arriaga Asociados   Un matrimonio madrileño ha conseguido recuperar los 52.000 euros que invirtió en preferentes y El caso ha sido defendido con éxito por Arriaga Asociados   Un matrimonio madrileño ha conseguido recuperar los 52.000 euros que invirtió en preferentes y Rating: 0
Inicio » Blog Arriaga Asociados » Un matrimonio recupera 52.000 euros en preferentes y subordinadas de Bankia que contrató por teléfono

Un matrimonio recupera 52.000 euros en preferentes y subordinadas de Bankia que contrató por teléfono

triangulo

El caso ha sido defendido con éxito por Arriaga Asociados

 

Un matrimonio madrileño ha conseguido recuperar los 52.000 euros que invirtió en preferentes y obligaciones subordinadas de Caja Madrid (Bankia) y  contrató por teléfono, confiando en los consejos que les dio el empleado de la sucursal de la que eran clientes desde hacía más de 20 años.

 

El matrimonio, de 50 años de edad, ingeniero y arquitecta, ahorradores y sin conocimientos financieros, se puso en contacto con Arriaga Asociados desde el primer momento en que se dio cuenta de que no percibía los cupones y que el producto que había contratado ni era seguro ni podía recuperar el dinero invertido.

 Arriaga Asociados recupera a un matrimonio 52.000 euros en preferentes y subordinadas de Bankia FUENTE arriagaasociados.com

Arriaga Asociados recupera a un matrimonio 52.000 euros en preferentes y subordinadas de Bankia

FUENTE: arriagaasociados.com

 

“Invertimos 42.000 en preferentes y 10.000 euros en subordinadas. Nos dijeron que tanto las preferentes como las subordinadas eran productos sin riesgo, que podíamos vender en cualquier momento, pero luego nos dimos cuenta de que, en realidad, las obligaciones subordinadas tenían un vencimiento a 10 años y no estaban garantizadas por el Fondo de Garantía de Depósito y que las preferentes eran a perpetuidad”, relata el matrimonio.

 

“Se nos omitió que eran productos complejos, de riesgo, situados a efectos de prelación de créditos por detrás de todos los acreedores comunes, con liquidez condicionada a la existencia de un comprador interesado en el producto y nunca se nos dijo que podíamos  perder la totalidad de la inversión”, añade la pareja.

 

Nuestro despacho defendió su caso e interpuso demanda contra Bankia basada en la nulidad de los contratos por vicio en el consentimiento. Vio la defensa clara desde el primer momento porque el matrimonio contrató ambos productos a partir de una creencia inexacta. Es decir, equivocada o errónea y causada por la omisión, por parte de la entidad bancaria, de la información necesaria y exigible para conocer la naturaleza y los riesgos de los productos adquiridos, tanto las participaciones preferentes como las obligaciones subordinadas.

 

Así pues, en Arriaga Asociados defendimos, tal como se ha puesto de manifiesto en la doctrina jurídica en varias ocasiones, la necesidad de protección hacia el matrimonio, porque las entidades financieras, al comercializar estos productos, debido a su complejidad y a la reseñada asimetría informativa, no deben limitarse únicamente a su distribución, sino que han de prestar al cliente un servicio que va más allá de la mera y aséptica información sobre los instrumentos financieros; deben ayudarles a interpretar esa información y a tomar la decisión de contratar un determinado producto con pleno conocimiento.

 Conseguimos que las ordenes de suscripcion de preferentes y subordinadas se anulen en los juzgados FUENTE arriagaasociados.com

Conseguimos que las órdenes de suscripción de preferentes y subordinadas se anulen en los juzgados

FUENTE: arriagaasociados.com

 

La sentencia del juez fue clara: “la orden de suscripción de las preferentes y las subordinadas es nula, por lo que Bankia debe restituir al matrimonio el total de la cantidad abonada más el interés legal de esta suma desde la fecha efectiva de la adquisición hasta la fecha de la resolución, a partir de la cual el interés aplicable será el interés previsto en el art. 576 de la L.E.C.”. Asimismo, se condena al banco a pagar las costas procesales derivadas de la demanda, incluidos los honorarios de nuestros abogados.

 

La sentencia viene a demostrar, pues, que las preferentes y las subordinadas se vendieron a inversores minoristas que desconocían la naturaleza del producto que adquirían y que cuando una entidad bancaria no da información real sobre el producto que ofrece, la justicia ampara al cliente. Demandar a la entidad sigue siendo la opción más efectiva.

 

 

 

 

 

Acerca del Autor

triangulo
Número de entradas : 380
triangulo

Deje su comentario

triangulo

Subir