Motivos por los que las cláusulas suelo son abusivas Reviewed by Momizat on .   La ausencia de simulaciones sobre lo que podía pasar con la inclusión de una cláusula suelo en la hipoteca es motivo de abuso FUENTE: en.wikipedia.org Un   La ausencia de simulaciones sobre lo que podía pasar con la inclusión de una cláusula suelo en la hipoteca es motivo de abuso FUENTE: en.wikipedia.org Un Rating: 0
Inicio » Blog Arriaga Asociados » Motivos por los que las cláusulas suelo son abusivas

Motivos por los que las cláusulas suelo son abusivas

triangulo

La ausencia de simulaciones sobre lo que podia pasar con la inclusión de una clausula suelo en la hipoteca es motivo de abuso FUENTE en.wikipedia.org

 

La ausencia de simulaciones sobre lo que podía pasar con la inclusión de una cláusula suelo en la hipoteca es motivo de abuso
FUENTE: en.wikipedia.org

Una pregunta que se repite mucho por parte de los afectados por cláusulas suelo que se acercan a pedir asesoramiento a nuestros despachos es: “¿Cómo sé si mi cláusula suelo es abusiva?” Muy sencillo: El Tribunal Supremo, en su sentencia del 9 de mayo de 2013, estableció unos criterios de transparencia que deben haberse cumplido para que la cláusula suelo de una hipoteca sea legal. Si no se han cumplido (algo que ha ocurrido en el 99% de los casos) la cláusula suelo es abusiva y, por tanto, se puede demandar a la entidad que la puso.

Los motivos por los que las cláusulas suelo son abusivas, podríamos resumirlos del siguiente modo:

1.- Porque las oscilaciones a la baja del índice de referencia de la hipoteca, no repercuten en una disminución del precio del dinero.

Por regla general, los bancos dieron a entender a sus clientes que si bajaba el Euríbor, bajaba la letra de la hipoteca, aún sabiendo que si había una cláusula suelo ésta iba a limitar dicha bajada.

2.- Por la falta de información suficiente a la hora de contratar la hipoteca. El banco tendría que haber explicado a los clientes que la cláusula suelo es una parte determinante de su hipoteca. Es decir, influye directamente sobre lo que la persona va a pagar cada mes.

3.- Por la creación de la apariencia de que el suelo tiene como contraprestación inescindible la fijación de un techo.

Los bancos dieron a entender que, como el cliente tenía un techo, el suelo protegía a los bancos y el techo protegía al cliente. Sin embargo, la existencia de un techo no sirve para justificar la cláusula suelo. En casi todos los casos el techo se ha colocado muy por encima del 5,5%, el máximo registrado del Euríbor. En la mayoría de los casos están en torno al 10%, 12%, 15%… Y en algunos casos, incluso hasta más.

4.- Porque las cláusulas quedan enmascaradas entre la abrumadora cantidad de datos en los contratos, que hacen que se diluyen la atención del consumidor.

El banco, normalmente, “escondió” la presencia de la cláusula suelo entre multitud de datos que abrumaron al afectado, de tal forma que no entendió cómo le podía influir este límite a la variación del tipo de interés. Esto ocurrió sobre todo con las cláusulas suelo del BBVA (una de las entidades demandadas en la sentencia del 9 de mayo de 2013 del Tribunal Supremo).

5.- Por la ausencia de simulaciones de escenarios diversos, relacionados con el comportamiento, razonablemente previsible, del tipo de interés en el momento de contratar, en la fase precontractual.

O lo que es lo mismo, el banco en ningún momento solía presentar al cliente los distintos escenarios en los que se podía ver envuelto si tenía una cláusula suelo. Por ejemplo, el Euríbor al 2,5% + un diferencial de 1%: 3,5%. Si tienes una cláusula suelo del 4%, pagarás un 4%. Y así con varios supuestos.

6.- Por la inexistencia de advertencia previa clara y comprensible sobre el coste comparativo con otros productos de las propias entidades.

Los bancos deberían haber informado a las personas sobre qué otras opciones tenía para su hipoteca y la mayoría no lo hicieron. Por ejemplo, casi ninguno dijo que en vez de cláusula suelo se podía poner sólo el Euríbor, aunque con un diferencial más alto. O qué otros tipos de interés además del Euríbor existían.

Por eso, si en la contratación de la hipoteca con cláusula suelo con su banco se dieron alguno de estos supuestos, su cláusula suelo es abusiva. Y usted puede demandar a la entidad. En cualquier caso, en Arriaga Asociados estudiamos su caso de forma gratuita, y le decimos si su reclamación es viable. ¿A qué espera? El 99% de los casos se ganan y ahora las reclamaciones son más rápidas. Nuestros abogados pueden ayudarle en el proceso. ¡Hagamos Justicia!

 

Acerca del Autor

triangulo
Número de entradas : 380
triangulo

Comentarios (2)

  • Jesús Vega Mesa

    La parroquia en la que estoy solicitó un préstamo de 120.000 euros hace unos 13 años. Lo estoy paganso a razón de unos 900 euros al mes. No tengo el contrato pues había otro cura encargado. Puede ocurrir que haya cláusula suelo?

  • Equipo Arriaga

    Buenas tardes Sr. Vega:

    Las cláusulas suelo pueden estar recogidas en un préstamo hipotecario. Si es su caso, le podemos informar de forma gratuita y sin ningún tipo de compromiso en el 900 264 600. Gracias por ponerse en contacto con nosotros. Un saludo.

Deje su comentario

triangulo

Subir