¿Por qué ofrecieron los bancos los swaps? Reviewed by Momizat on . Las entidades comenzaron a comercializar los swaps sabiendo que los tipos de interés iban a caer durante tiempo FUENTE: pixabay.com ¿Por qué el banco le ofreció Las entidades comenzaron a comercializar los swaps sabiendo que los tipos de interés iban a caer durante tiempo FUENTE: pixabay.com ¿Por qué el banco le ofreció Rating: 0
Inicio » Blog Arriaga Asociados » ¿Por qué ofrecieron los bancos los swaps?

¿Por qué ofrecieron los bancos los swaps?

triangulo

Las entidades comenzaron a comercializar los swaps sabiendo que los tipos de interes iban a caer durante tiempo FUENTE pixabay.com

Las entidades comenzaron a comercializar los swaps sabiendo que los tipos de interés iban a caer durante tiempo
FUENTE: pixabay.com

¿Por qué el banco le ofreció un swap para su hipoteca? ¿Tenían información privilegiada y sabían que ofrecerlos les podía beneficiar? ¿Ofrecer swaps les podía reportar ventajas? Si usted ha sido afectado en su crédito hipotecario por los swaps, quizá se esté formulando todas estas preguntas y quiera saber si su banco ha actuado bien o no, y si se ha podido favorecer de este producto.

Vamos a tratar de explicar en este artículo de hoy por qué los bancos ofrecieron swaps. En primer lugar, cuando las entidades comenzaron a comercializar el producto, sabían que los tipos de interés (activo subyacente pactado en la gran mayoría de los casos) se iban a derrumbar y que permanecerían en esta situación por largo tiempo.

Si los tipos de interés son bajos, sus ganancias se resienten. Así que había que buscar fuentes adicionales de obtener ingresos. El conocer las perspectivas de futuro hizo que se diseñaran los swaps como un sofisticado producto de ingeniería financiera para compensar el mal momento por el que atravesaba su negocio hipotecario.

Si echamos la vista atrás, la única subida de tipos que se produjo cuando empezaron a comercializarse los swaps se compensaba con el mayor coste de la operación de financiación (si el swap iba ligado a una hipoteca, los intereses de éste ascendían en contra del cliente). Digamos que se compensaba una cosa con la otra. Lo que perdía la entidad de crédito vía swap, podía llegar a recuperarlo en muchas ocasiones con lo que obtenía del mayor coste de la financiación.

Por otra parte, en muchos casos, en el contrato se estipulaba una barrera, a favor de la entidad de crédito, cuyo efecto estribaba en que aunque el tipo de referencia subiera muy por encima del tipo fijo del cliente, no se computaba más que una pequeña diferencia. Con un ejemplo lo verán ustedes más claro.

Pongamos que el tipo fijo del swap se pactó sobre el 4%. Recordemos que es la entidad de crédito la que juega con el tipo variable. Si éste, por ejemplo, subía a un 5%, lo más seguro es que la liquidación le supusiera tener que pagar. No obstante, una cosa es un 5% sobre un 4% y otra muy distinta sería, por decir, un 8% sobre un 4%. Para evitar un escenario semejante, en el swap se contemplaba que el margen de riesgo de la entidad de crédito era de un 5,5%. De este modo, aunque el Euribor subiera por encima de ese umbral, la entidad de crédito efectuaría la liquidación sobre el 5,5%.

Los swaps se pueden reclamar basándose en el hecho de que la calidad de la información proporcionada al cliente no fue la adecuada y en que los conocimientos previos de esos clientes en materia financiera eran nulos, escasos o insuficiente para entender todo el funcionamiento de un swap.

La información ofrecida por los bancos respeto a los swaps fue defectuosa y en la mayoría de los casos ni siquiera se llegaba a proporcionar. Por eso, se han producido, a menudo, vicios graves en el consentimiento expresado por los clientes de las entidades de crédito. En algunos casos, se raya en el engaño, puesto que los comerciales de las entidades financieras alimentaban la creencia del cliente de que se trataba de un seguro o una cobertura frente a las eventuales subidas de tipos de interés. Ya se podrán imaginar que, de haberse actuado con total transparencia, apenas se habrían suscrito swaps.

Por todo ello, les recomendamos que si usted es un afectado por swaps ponga en estudio su caso y averigüe cómo puede conseguir que le devuelvan su dinero. Razones legales para hacer justicia hay muchas.

Acerca del Autor

triangulo
Número de entradas : 381
triangulo

Comentarios (2)

Deje su comentario

triangulo

Subir