Aspectos esenciales de la división judicial de una herencia Reviewed by Momizat on . Cuando un fallecido no deja testamento y hay que repartir su herencia, se procede a llamar a los herederos ab intestato. Éstos, pueden llegar entre ellos a la d Cuando un fallecido no deja testamento y hay que repartir su herencia, se procede a llamar a los herederos ab intestato. Éstos, pueden llegar entre ellos a la d Rating: 0
Inicio » Blog Arriaga Asociados » Aspectos esenciales de la división judicial de una herencia

Aspectos esenciales de la división judicial de una herencia

triangulo

aspectoslegalesherencias

Cuando un fallecido no deja testamento y hay que repartir su herencia, se procede a llamar a los herederos ab intestato. Éstos, pueden llegar entre ellos a la división sin más problemas, pero también puede darse el caso de que no se pongan de acuerdo o no estén conformes con la división de la herencia y es aquí donde aparece el procedimiento de división judicial de la herencia. 

La división judicial de la herencia no es un proceso contencioso, por lo que no se inicia con una demanda. Este procedimiento se recoge en la Ley de Enjuiciamiento Civil, que dice que la división se inicia con un “escrito de solicitud”, por parte de un heredero o legatario de parte alícuota, cuya condición debe ser documentada con el certificado de defunción, la presentación del certificado de últimas voluntades, un testamento, un acta de declaración de heredero o en su caso un auto judicial donde se indique esa condición. El escrito debe indicar si se cree necesario que se realice la intervención de la herencia y su inventariado.

Para determinar el Tribunal competente para la división judicial de la herencia es fundamental tener el domicilio del fallecido, ya que será competente el Juzgado de Primera Instancia del lugar donde tuviese el último domicilio conocido. Si la muerte fue en el extranjero se procederá a dirimir la competencia del mismo modo, adjudicándola al Juzgado de primera instancia correspondiente al último domicilio o el que corresponda con la localización de la mayoría de los bienes, tal como recoge el artículo 52.4 de la Ley de Enjuiciamiento Civil.

En la división judicial de la herencia pueden intervenir en el proceso los acreedores, para observar que ésta no se realiza en fraude o en perjuicio de sus intereses y derechos. Para ello, y siempre sin entorpecer las actuaciones de la división, podrán ejercer todas las acciones que les correspondan, y si estuviesen reconocidos como acreedores en el testamento pueden oponerse a la partición hasta que no se les abone las deudas correspondientes.

Una vez admitido a trámite el escrito de solicitud, se realiza un auto en el que se puede acordar la intervención del caudal hereditario y el inventario del mismo, tanto por petición del heredero que presentó la solicitud, como si el Juzgado lo estima pertinente. Por lo que los pasos a seguir serán los siguientes:

1- Se admite a trámite la solicitud, con auto explicando las medidas a tomar,

2- Se interviene el caudal hereditario y se formaliza el inventario de los bienes

3- El Secretario Judicial convoca a la Junta de Herederos previa citación y llama a:

- los herederos legales

- los que sean legatarios por parte alícuota,

- en caso de sobrevivir al finado su cónyuge

- al Ministerio Fiscal, que velará por los intereses de las partes que por algún motivo no tengan representación en el procedimiento, (menores, incapacitados, herederos en paradero desconocido…)

- a los acreedores de los herederos si se han personado en el procedimiento.

En la Junta de Herederos se podrá acordar el nombramiento de la figura del contador-partidor, así como de los peritos que deban realizar el inventario de los bienes de la herencia. El contador-partidor deberá proceder a la división de la herencia atendiendo a la Ley vigente, o si por el contrario el testador hubiese indicado en el testamento otras reglas o disposiciones acerca del inventario, liquidación y la división de los bienes pertenecientes a la herencia, deberá seguir esas indicaciones siempre y cuando no entren en colisión con los derechos legítimos de los herederos forzosos. Seguirá no obstante criterios lógicos en la división de los bienes.

El resultado de la división del contador-partidor será presentado en un plazo de dos meses desde su inicio ante el Juzgado y, una vez en su poder, el Secretario Judicial trasladará a las partes la decisión de división de la herencia.

 

 

Acerca del Autor

triangulo
Número de entradas : 380
triangulo

Deje su comentario

triangulo

Subir