Hipoteca multidivisa: la historia de un engaño Reviewed by Momizat on . Ricardo tiene ahora 44 años. Es cliente de Arriaga Asociados desde hace dos meses y la primera vez que contactó con uno de nuestros abogados fue para pedir ases Ricardo tiene ahora 44 años. Es cliente de Arriaga Asociados desde hace dos meses y la primera vez que contactó con uno de nuestros abogados fue para pedir ases Rating: 0
Inicio » Blog Arriaga Asociados » Hipoteca multidivisa: la historia de un engaño

Hipoteca multidivisa: la historia de un engaño

triangulo

Captura3

Ricardo tiene ahora 44 años. Es cliente de Arriaga Asociados desde hace dos meses y la primera vez que contactó con uno de nuestros abogados fue para pedir asesoramiento por su hipoteca multidivisa, un problema que él consideraba que había sido la historia de un engaño.

En el año 2008, justo al inicio de la crisis financiera actual y del estallido de la burbuja inmobiliaria (cuando los bancos ya manejaban previsiones de caídas prácticamente seguras del Euribor y muy probables de la cotización del euro), su banco le ofreció una hipoteca multidivisa, sin el saberlo, para poder comprar su piso.

Su caso es similar al de la mayor parte de las 60.000 hipotecas multidivisas que se estiman suscritas en España. “Mi banco me ofreció una hipoteca trampa a pesa de ser cliente suyo mucho tiempo”, relata Ricardo. “Con el gancho de unas cuota más baja, gracias a los menores tipos de interés de otras divisas, me entrampó de por vida”, afirmó Ricardo a nuestros abogados.

Cometí un gran “pecado”: buscar una financiación accesible para comprar mi vivienda gracias a un producto aparentemente ventajoso; lo que cualquiera habría hecho. Y, también, un gran error: creer que los bancos eran instituciones dignas de confianza, que cumplirían su obligación legal de velar por los intereses de sus clientes”, comenta apenado Ricardo.

Sin embargo, el caso de Ricardo no es aislado. Él se siente culpable, cuando, en realidad, no se lo contó todo. Y una verdad a medias es el peor de los engaños. Al estudiar su caso, nuestros abogados comprobaron que su banco jamás le advirtió de las probabilidades reales que tenía el producto ni de cómo acabaría perjudicándole. El banco no le explicó hasta qué punto las consecuencias podían ser nefastas en un contexto negativo, como el que reflejaban sus previsiones. Le prometieron asesoramiento durante toda la hipoteca, que nunca prestaron, y le dijeron que el producto era fácilmente manejable y lo bastante flexible como para sortear los riesgos con facilidad.

Nada de ello fue verdad. Los titulares de hipotecas multidivisa, como Ricardo, se vieron atados de pies y manos a un producto trampa, enormemente rígido y más costoso que una hipoteca convencional, y, lo que es peor,  regido por los vaivenes del mercado de divisas, uno de los más volátiles y complejos, asumiendo sin saberlo riesgos propios de grandes fondos de inversión y de expertos financieros.

Ahora, Ricardo ha tomado conciencia de la realidad y se ha decidido a demandar a su banco. Nuestros abogados tienen motivos perfectamente fundados y más que suficientes para afirmar que su hipoteca multidivisa no le fue ofrecida con toda la información que realmente requería.  Se le  comercializó de forma fraudulenta, incumpliendo las leyes de protección de los consumidores, del código mercantil y de las buenas prácticas bancarias. Y por ello, puede ser declarada nula.

La escritura de la hipoteca de Ricardo incluye cláusulas abusivas y farragosas, y ofrece información confusa, difícilmente comprensible y a todas luces incompleta. Por eso, está dispuesto a luchar por su dinero, por un dinero que le pertenece.

Si el suyo es también el caso de Ricardo, pídanos asesoramiento e información gratuitos. Nuestros abogados pueden orientarles sobre qué hacer con su hipoteca multidivisa.

Acerca del Autor

triangulo
Número de entradas : 380
triangulo

Deje su comentario

triangulo

Subir