¿Sabes por qué desde el 2014 es más fácil ganar una demanda por swaps? Reviewed by Momizat on . Desde julio del año 2014, los Juzgados de Primera Instancia y de Audiencias Provinciales, tienen los criterios más claros a la hora de dictar resoluciones en ma Desde julio del año 2014, los Juzgados de Primera Instancia y de Audiencias Provinciales, tienen los criterios más claros a la hora de dictar resoluciones en ma Rating: 0
Inicio » Blog Arriaga Asociados » ¿Sabes por qué desde el 2014 es más fácil ganar una demanda por swaps?

¿Sabes por qué desde el 2014 es más fácil ganar una demanda por swaps?

triangulo

asefa

Desde julio del año 2014, los Juzgados de Primera Instancia y de Audiencias Provinciales, tienen los criterios más claros a la hora de dictar resoluciones en materia de swaps.

Ganar una demanda por este tipo de productos es más fácil ¿sabes por qué? Pues porque el Tribunal Supremo estableció doctrina sobre la información que las entidades deben proporcionar a los clientes que contrataron swaps o contratos de permuta financiera de tipos de interés (mal llamados de “cobertura de tipos”).

La nueva doctrina del Tribunal Supremo estableció en sus sentencias de 7 y 8 de julio de 2014, que:

“A partir de las anteriores consideraciones relativas al deber de información de la entidad financiera al cliente minorista en la contratación de productos complejos, en la STS nº 840/2013 se fijó, tras analizarse en ella la reiterada doctrina de esta Sala sobre los requisitos del error vicio de consentimiento, la doctrina relativa a la incidencia del incumplimiento de ese deber en la apreciación del error vicio del consentimiento cuando haya un servicio de asesoramiento financiero”; doctrina que puede resumirse en los siguientes puntos:

1.- El incumplimiento de los deberes de información no comporta necesariamente la existencia del error vicio, pero puede incidir en la apreciación del mismo.

2.- El error sustancial que debe recaer sobre el objeto del contrato es el que afecta a los concretos riesgos asociados a la contratación del producto, en este caso el swap.

3.- La información, que necesariamente ha de incluir orientaciones y advertencias sobre los riesgos asociados a los instrumentos financieros (artículo 79 bis 3 Ley del Mercado de Valores), es imprescindible para que el cliente minorista pueda prestar válidamente su consentimiento, bien entendido que lo que vicia el consentimiento por error es la falta del conocimiento del producto y de sus riesgos asociados, pero no, por sí solo, el incumplimiento del deber de información.

4.- El deber de información que pesa sobre la entidad financiera incide directamente en la concurrencia del requisito de excusabilidad del error, pues si el cliente minorista estaba necesitado de esa información y la entidad financiera estaba obligada a suministrársela de forma comprensible y adecuada, entonces el conocimiento equivocado sobre los concretos riesgos asociados al swap contratado en que consiste el error le es excusable al cliente.

5.- En caso de incumplimiento de este deber, lo relevante para juzgar sobre el error vicio no es tanto la evaluación sobre la conveniencia de la operación en atención a los intereses del cliente minorista que contrata el swap, como si, al hacerlo, el cliente tenía un conocimiento suficiente de este producto complejo y de los concretos riesgos asociados al mismo.

6.- Asimismo, la omisión del test que debe recoger esa valoración, si bien no impide que en algún caso el cliente goce de este conocimiento y por lo tanto no haya padecido error al contratar, permite presumir en el cliente la falta del conocimiento suficiente sobre el producto contratado y sus riesgos asociados que vicia el consentimiento; por eso la ausencia del test no determina por sí la existencia del error vicio, pero sí permite presumirlo.

 

 

 

 

Acerca del Autor

triangulo
Número de entradas : 380
triangulo

Deje su comentario

triangulo

Subir