De lunes a viernes de 06:00 a 22:00h · Sábados, domingos y festivos de 09:00 a 21:00h
Servicios
Home / Blog Arriaga y Asociados / El arrendador y el arrendatario – Diferencias y preguntas más frecuentes

El arrendador y el arrendatario – Diferencias y preguntas más frecuentes

Autor: Equipo Arriaga

diferencia entre arrendador y arrendatario

El arrendador o casero es el propietario de un bien inmueble que, a través de un contrato de arrendamiento o alquiler, se compromete a arrendar la totalidad o una parte del inmueble a otra persona, el arrendatario o inquilino,  para su uso exclusivo, generalmente, por un determinado período de tiempo y a cambio de una cantidad de dinero acordado.

Extinción del contrato de arrendamiento por muerte del arrendatario

La Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) y el Código Civil establecen conjuntamente unas directrices que podrían resumirse en:

El fallecimiento del arrendador no afecta al contrato, que sigue vigente en sus mismos términos hasta que llegue el plazo pactado inicialmente”.

Pero, lo cierto es que hay excepciones. El inquilino tiene que revisar el contrato y confirmar si el arrendador era el propietario o actuaba como usufructuario del inmueble. En caso de que sea el propietario, la ley contempla que prevalezca lo firmado por contrato.

Si, por el contrario, el casero no era el propietario sino que tenía el usufructo de la vivienda, serán los nuevos dueños quienes decidan si el contrato se extingue, se mantiene en esas mismas condiciones, o se fijan otras nuevas.

Hay una excepción más y es que los nuevos dueños necesiten la vivienda para vivir. La causa de necesidad puede significar el fin del contrato. A este respecto, hay diferencias dependiendo de la fecha en que se firmó el contrato de arrendamiento: en los firmados antes del 6 de junio de 2013, para que los propietarios puedan reclamar el uso del inmueble, dicha cláusula de necesidad debe figurar expresamente. Sin embargo, para aquellos firmados después del 6 de junio de 20113 no es necesario que const ela cláusula, con que se demuestre la necesidad de ocupar la vivienda bastaría.

Preaviso del arrendador al arrendatario

La LAU establece un preaviso para desistir del arrendamiento de vivienda. El plazo de preaviso para desistir del arrendamiento de vivienda en los contratos posteriores al 30 de junio de 2013, es de 30 días.

También está fijada la duración mínima de los contratos de alquiler que se restablecieron cuando entró en vigor la reforma del 6 de junio de 2013.

Antes de esa fecha, el inquilino tenía la posibilidad de permanecer en la vivienda hasta cinco años aunque en el contrato se hubiese dispuesto una duración inferior. A partir de la reforma, es decir, a partir del 6 de junio de 2013, todos los contratos que se hayan firmado tendrán una duración mínima, a voluntad del arrendatario, de tres años, salvo que el dueño necesite la vivienda par él o sus familiares.

Igualmente, la reforma de la LAU también cambió la posibilidad de que el arrendatario deje la vivienda alquilada del contrato de arrendamiento antes de que llegue la fecha de vencimiento.

Antes de la reforma, el inquilino podía desistir del contrato sólo cuando el contrato hubiera durado 5 años. A partir de los contratos firmados con posterioridad a la reforma del 6 de junio de 2013, podrá hacerlo cuando hayan transcurrido seis meses de duración del contrato.

¿Quién paga el agua? ¿Y el IBI quién lo paga? ¿Arrendador o arrendatario?

Las dudas más frecuentes a la hora de alquilar se refieren al pago de los gastos ¿A quién corresponde pagar las facturas?

Lo normal es que los gastos generales los pague el arrendador y los servicios individualizados los pague el inquilino. Así la luz, el gas y el agua correrían a cargo del inquilino y la comunidad o el IBI, a cargo del casero.

El inquilino tiene derecho a pedir al arrendador la reparación de todos aquellos elementos necesarios para conservar la vivienda en las condiciones de uso en las que estaba a la firma del contrato.

Este reparto de gastos suele ser así, pero lo cierto es que el BOE recoge que arrendador y arrendatario, son libres de pactar el pago de los recibos como mejor les convenga.

Si eres arrendador o arrendatario y tienes alguna duda sobre tus derechos u obligaciones llámanos al 900 264 600 o envíanos un correo a contacto@arriagaasociados.com, te asesoramos de forma gratuita y sin compromiso.

Comentarios (0)
Déjanos tu opinion

*

*

contacta con nosotros
Whatsapp
668 887 400
Agrega nuestro número a tu agenda y comunicate con nosotros por Whatsapp.
Horario:
Lunes a viernes de 9:00 a 19:00h.