De lunes a viernes de 06:00 a 22:00h · Sábados, domingos y festivos de 09:00 a 21:00h
Servicios
Home / Blog Arriaga y Asociados / La Justicia anula el aval de unos padres a su hijo

La Justicia anula el aval de unos padres a su hijo

Autor: Rafael Ruiz

asociacion de afectados avalistas de hipotecas

 

Con motivo de la reciente Sentencia dictada por un Juzgado de Navarra declarando un aval nulo en una hipoteca, aprovechamos para comentar y analizar esta figura.

Como veremos a continuación la figura de aval o fiador se incluye en numerosas ocasiones dentro de la hipoteca ofreciendo una garantía adicional al banco que, si bien debería obligar sólo subsidiariamente, es habitual que lo haga de manera solidaria, es decir, en el mismo grado que el deudor principal.

 

Sobre el aval hipotecario

Mediante el aval hipotecario una tercera persona que no es el prestatario , es decir , que no ha pedido el préstamo al banco, blinda la garantía que tiene la entidad, asegurando el cumplimiento de la misma ya sea con todos sus bienes o mediante, por ejemplo, otro bien inmueble, es decir una hipoteca con un aval de otra vivienda.

En muchos casos la preocupación de los prestatarios y del avalista es saber cuándo desaparece un aval de una hipoteca, es decir, como dejar de ser avalista de una hipoteca. Y también la pregunta a resolver es; a quién embargan primero , al deudor o al aval.

En la referida Sentencia ( Juzgado de primera instancia e instrucción n.º 2 de Estella) se declara nula la cláusula del avalista por considerarse abusiva la misma ya que no se informa adecuadamente a los avalistas de las consecuencias de dicha garantía y en ningún momento se explican a los derechos que los mismos renuncian para blindar de una manera desproporcionada la garantía de la entidad.

 

Derechos del avalista hipotecario

En este sentido es importante saber que el avalista, como tal, tiene el derecho de exclusión orden y división mediante los mismos el avalista sólo responde de la deuda en el caso de que el prestatario no lo haga, de ahí que exista un orden en esta exigencia. Pues bien, las entidades sin informar convenientemente redactan esta cláusula de manera que los avalistas renuncian a estos derechos pasando a responder de la deuda de manera solidaria. Es decir , el banco puede ir directamente en contra del avalista o deudor indistintamente. En otras ocasiones el avalista renuncia de manera tácita al incluir el banco en la redacción “el avalista responderá de manera solidaria”.

Esta falta de transparencia ocasiona la nulidad de esta cláusula ya que al considerarse una condición general de la contratación ha de reunir unos requisitos para su correcta incorporación al contrato según el ART. 5 de la Ley sobre Condiciones Generales de la Contratación, entre ellos la citada transparencia cuyo cumplimiento no se da en tanto que el banco no facilita al avalista un documento claro en el cual se expliquen las consecuencias derivadas del aval.

En este mismo sentido, el Art. 80 de la Ley General para la defensa de los Consumidores y Usuarios también exige no sólo esa información en las cláusulas incorporadas sin negociación entre las partes sino también que exista un equilibrio entre ambas, esto en muchos casos tampoco se cumple ya que en muchas ocasiones la garantía de hipoteca tendría que ser suficiente, el hecho de que exista un aval supone una desproporción en la garantía.

El propio Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha considerado que la renuncia de estos derechos anteriormente expuestos, sin una previa y adecuada información, es contraria a la directiva de cláusulas abusivas.

 

Hipotecas con aval de la vivienda de los padres

Es muy habitual que los padres del prestatario avalen el préstamo hipotecario con su vivienda, así en caso del incumplimiento por parte de este, el banco puede dirigirse directamente contra este bien propiedad del avalista.( hipoteca con aval de otra vivienda) Así pues, como hemos comentado anteriormente si se avala solidariamente ( renunciando a los derechos del avalista) con este bien , el banco podría ejercitar las mismas acciones que contra la vivienda hipotecada.

Caso distinto es que se hipoteque directamente un bien inmueble que no es propiedad del prestatario Por ejemplo, el caso de un préstamo para construir una vivienda nueva y el banco requiere que se hipoteque un bien inmueble actual; la casa de los padres. En este caso no estaríamos hablando de un aval sino de un deudor no hipotecante (el hijo) y un hipotecante no deudor. ( los padres)

 

Ejecuciones hipotecarias

Es importante destacar las consecuencias que puede tener la redacción de este clausulado y de esta garantía adicional de cara a las ejecuciones hipotecarias. Existen Sentencias en este sentido, así por ejemplo el Juzgado de Primera Instancia n.º 2 de Écija desestimó una ejecución hipotecaria dirigida contra el fiador solidario de una hipoteca.

Se desestima ya que el banco incurre en un “error” de legitimación pasiva con el objetivo de conseguir saldar la deuda actuando solidariamente contra el hipotecante y los avalistas.

No hay que olvidar nunca que aunque exista esta figura en la escritura de préstamo, existen unos derechos del avalista hipotecario a los cuales no se puede renunciar sin una información previa. La cláusula en la que se contiene esa garantía adicional puede ser anulada desapareciendo así el aval de esa hipoteca.

Si tienes aval hipotecario ponte en contacto con nosotros, estudiaremos tu caso y te asesoraremos sobre cómo anular tu aval. Sabemos que esto te dará una gran tranquilidad y queremos ayudarte. Llámanos al  900 264 910 o envíanos un email a contacto@arriagaasociados.com

 

Comentarios (0)
Déjanos tu opinion

*

*

contacta con nosotros
Whatsapp
668 887 400
Agrega nuestro número a tu agenda y comunicate con nosotros por Whatsapp.
Horario:
Lunes a viernes de 9:00 a 19:00h.