De lunes a viernes de 8 - 21:30h · Sábados, domingos y festivos de 9 - 21h
Servicios
Home / Blog Arriaga y Asociados / El nefasto currículum de Miguel Blesa al frente de Caja Madrid

El nefasto currículum de Miguel Blesa al frente de Caja Madrid

Autor: Jesús María Ruiz de Arriaga Remirez

Mucho se ha oído hablar de Miguel Blesa en las últimas semanas por el tema de las preferentes, pero poco hemos oído hablar de su nefasto currículum al frente de Caja Madrid. Al menos no todo lo que nos gustaría para entender por qué un hombre como él pudo idear la venta de este producto que ha acabado con los ahorros de miles de personas en nuestro país.

Miguel Blesa en su despacho de Caja Madrid cuando era presidente de la entidad FUENTE El Pais

  Miguel Blesa en su despacho de Caja Madrid cuando era presidente de la entidad. FUENTE El País

 

Su presidencia al frente de Caja Madrid (desde 1996 a enero de 2010) ha quedado como una de las más desastrosas gestiones del sistema financiero español. Así lo demuestra el fin de la caja madrileña, que contaba con más de 300 años de historia (fue fundada por el sacerdote aragonés Francisco Piquer en 1702) y su incorporación al entramado de Bankia, entidad que como saben ustedes fue rescatada de la quiebra con la aportación de más de 22.424 millones de euros públicos.

Nacido en Linares (Jaén), el 8 de agosto de 1947, entró a formar parte del Consejo de Administración de Caja Madrid en septiembre de 1996, así como en el Consejo de Administración de de Antena 3 Televisión, y desde ahí comenzó a hacer de las suyas en la Caja. El currículum de Blesa al frente de  Caja Madrid comienza de la mano del PP y por esa misma puerta del PP se tuvo que marchar. Él nunca habría ocupado el despacho principal de la sede de la entidad en la Plaza de Castilla de Madrid ni hubiera cobrado 70.000 euros al año si el destino no le hubiera cruzado, en la Academia CEU de Madrid, con quien llegaría a ser presidente del Gobierno de España. En ese centro de estudios conoció a José María Aznar, allá por los años 70, cuando ambos preparaban oposiciones al cuerpo de inspectores de Hacienda. Aznar ha llegado incluso a comentar en su libro de memorias que eligieron el mismo primer destino y sortearon los pisos que ocuparon en un bloque de viviendas en Logroño. Su amistad se mantuvo en el tiempo. Incluso, se ha comentado que, ya metido Aznar en política, Blesa recorría Madrid en moto para supervisar las declaraciones de la renta de sus amigos Aznar y Juan Villalonga (Director Ejecutivo de Telefónica desde el años 1996 al año 2000). Todo un detalle por su parte hacia sus amigos.

Aznar y Blesa en un acto publico de Caja Madrid FUENTE Diario Fenix

Aznar y Blesa en un acto publico de Caja Madrid. FUENTE Diario Fénix.

 

El currículum de Blesa en la entidad es el paradigma perfecto de la politización y destrucción de las cajas de ahorro. Fue nombrado consejero de Caja Madrid en 1993, pero no fue hasta 1996, tras la llegada del PP a La Moncloa, cuando alcanzó la presidencia. Para ello se tuvo que articular un pacto, que se mantuvo durante toda su presidencia, con CC.OO. e Izquierda Unida. Llegó a tener como vicepresidente a un ex miembro del Partido Comunista de los Pueblos de España, José Antonio Moral Santín. Con ese acuerdo, IU y CC.OO. ganaron fuerza en el consejo y Blesa se garantizó la paz social y la mayoría para sacar adelante todas sus propuestas.

Con el apoyo de CC.OO., actuó como un auténtico depredador financiero y se olvidó de la labor principal de las cajas: servir a la sociedad. Durante su presidencia se fueron aprobando unos planes estratégicos cuyo único objetivo era que entraran en el accionariado grandes grupos y multinacionales: Telefónica, Endesa, Iberia, Mapfre, Hoteles NH, Indra, etc.

Esa política permitió que el currículum de Miguel Blesa se ampliara y accediera directamente a los consejos de administración de grandes compañías como Actividades de Construcción y Servicios (ACS), Fomento Construcciones y Contratas (FCC), Dragados o las ya participadas por la caja como Endesa o Iberia. Las plusvalías de estas inversiones elevaron el beneficio atípico de la entidad durante varios ejercicios, ocultando la realidad de sus balances: no se reservaron los necesarios depósitos ni se garantizaron debidamente los préstamos concedidos. La fiebre del ladrillo le llevó a contraer agujeros históricos como el de la inmobiliaria Martinsa-Fadesa, a la que prestó 1.000 millones.

Y, ya casi al final de su mandato, en abril de 2008, el consejo de Caja Madrid aprobó la compra del 83% de las acciones del City National Bank of Florida. El coste total de la operación, cerrada dos años después por Rodrigo Rato, cuando se adquirió el 17% restante, alcanzó la friolera de los 1.449 millones de dólares (el equivalente a unos 1.100 millones de euros). Un asunto por el que Blesa está imputado y declaró ante la Justicia, el pasado mes de enero, por presuntos delitos de abuso de posición dominante y administración social fraudulenta.

Juzguen ustedes mismos, con este nefasto currículum de Blesa, lo que este señor ha podido causar al sistema financiero español. No es de extrañar que en enero de 2010 dejara de presidir Caja Madrid, con los peores resultados económicos que jamás había tenido la entidad. Eso, sin olvidar su lujosa vida de mansiones, coches y cacerías por todo el mundo, mientras muchas personas veían atrapados sus ahorros de toda la vida en las preferentes, después de haber sido engañadas por el más ambicioso de los directivos bancarios de este país.

Comentarios (0)
Déjanos tu opinion

*

*

contacta con nosotros
Whatsapp
668 887 400
Agrega nuestro número a tu agenda y comunicate con nosotros por Whatsapp.
Horario:
Lunes a viernes de 9:00 a 19:00h.