De lunes a viernes de 06:00 a 22:00h · Sábados, domingos y festivos de 09:00 a 21:00h
Servicios
Home / Blog Arriaga y Asociados / He heredado el piso de mis padres y mis hermanos no quiere vender su parte ¿qué hago?

He heredado el piso de mis padres y mis hermanos no quiere vender su parte ¿qué hago?

Autor: Equipo Arriaga

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Dividir la propiedad u ordenar la venta de la vivienda en subasta pública puede ser una solución a la herencia de inmuebles
FUENTE: freeimages

Tras una herencia, es muy frecuente que la vivienda familiar la hereden los hijos, pero también es bastante habitual que entre ellos no haya acuerdo sobre qué hacer con ella. Unos la quieren vender, otros no. ¿Qué pasa entonces? ¿Qué podemos hacer?

Supongamos el caso de que uno de los hermanos desea vender la vivienda y repartir los beneficios, o comprar la totalidad de la vivienda al resto de copropietarios para residir en ella. Suele ocurrir que algún hermano no se decide a venderla por el apego sentimental a la vivienda o por querer esperar a que los precios de los inmuebles suban y, así, obtener un mayor beneficio.

Desde Arriaga Asociados queremos ofreceros varias posibilidades a las que se podéis recurrir para resolverlo :

1.– En primer lugar, llegar a un acuerdo. Eso es siempre lo mejor. Llegar a un acuerdo con nuestros hermanos es, sin duda, la mejor solución, tanto económica como personal, ya que estos conflictos suelen generar muchas veces desavenencias entre la familia. Si es necesario, también se puede tasar la vivienda para hacer ver al resto de partes implicadas cuál es la situación real y las posibilidades que tenéis.

2.- Vender una parte. Si uno no quiere seguir siendo propietario de parte de la vivienda, puede vender su participación a un tercero. Realmente es complicado encontrar a un comprador interesado, aunque existen sociedades inmobiliarias que sí pueden estar dispuestas a comprar una parte, pero a un precio muy bajo.

Además, debéis de saber que el resto de copropietarios tienen derecho de tanteo y retracto, es decir, pueden quedarse tu parte de la vivienda por el precio que hayas pactado con el comprador.

3.- Dividir la propiedad. Se puede recurrir a la justicia y solicitar la partición de la cosa común. El juez determinaría la partición física de la propiedad en tantas partes como propietarios y, de esta manera, cada uno podría hacer con su parte lo que quisiera. Sin embargo, en muchos casos no es posible, por ejemplo, en la mayoría de los pisos.

En estas situaciones, lo que el juez hace es ordenar la venta de la vivienda en subasta pública y el reparto del dinero obtenido. Si se llega a este punto, probablemente se puede obtener por la vivienda mucho menos de su valor de mercado, a lo que habrá que sumar también los gastos judiciales.

Este tipo de conflictos con herencias son mucho más frecuentes de lo que os podéis imaginar. En nuestros despacho os recomendamos que os asesoréis adecuadamente sobre las diferentes opciones de que se disponen legalmente y que siempre intentéis llegar a un acuerdo amistoso entre las partes antes de optar por otro tipo de acciones que pueden resultar más costosas económicamente y romper la relación con vuestros familiares para siempre.

Si tenéis dudas, consultad con nuestro equipo de abogados especializados en herencias. Os asesorarán y os ayudarán.

Comentarios (0)
Déjanos tu opinion

*

*

contacta con nosotros
Whatsapp
668 887 400
Agrega nuestro número a tu agenda y comunicate con nosotros por Whatsapp.
Horario:
Lunes a viernes de 9:00 a 19:00h.