De lunes a viernes de 06:00 a 22:00h · Sábados, domingos y festivos de 09:00 a 21:00h
Servicios
Home / Blog Arriaga y Asociados / Tras un latigazo o esguince cervical por accidente de tráfico: ¿tengo derecho a indemnización?

Tras un latigazo o esguince cervical por accidente de tráfico: ¿tengo derecho a indemnización?

Autor: Paula Gonzalez

Conoce los detalles sobre la indemnización por latigazo cervical tras un accidente de tráfico. Todo lo que necesitas saber sobre el tema, en el blog.

Una de las consecuencias más populares de los accidentes de tráfico es el esguince o latigazo cervical. ¡Quién no conoce a algún amigo o familiar que lo haya sufrido! En este post queremos compartir contigo las claves de esta lesión y cómo recibir por ella una indemnización justa.

 

¿Qué es el esguince cervical?

En un accidente de tráfico, se trate de una colisión trasera o lateral, el afectado puede sufrir un latigazo cervical. El choque normalmente es inesperado, por lo que la musculatura está relajada y no limita el rango de movimiento.

Por eso se produce una extensión y flexión excesiva del cuello, que produce dolor y molestias para el que lo sufre. El desgarro de los ligamentos y la contractura muscular suelen ser los culpables del malestar.

Los síntomas más habituales son la rigidez del cuello y un dolor que puede llegar hasta los hombros. Pueden aparecer mareos, dolor de cabeza, hormigueo en los brazos… y en según qué casos (los más graves) es posible que aparezcan déficits sensoriales y disminución de reflejos.

 Indemnización por esguince cervical

Es posible que, si has sufrido un latigazo cervical, tengas derecho a una indemnización. Dependerá de las circunstancias en las que se produjo el accidente de tráfico, pero además para que te indemnicen deberás tener en cuenta las siguientes condiciones:

  • Las aseguradoras tienden a considerar el golpe como leve teniendo en cuenta los daños del vehículo. Deberá tratarse de una colisión lo suficientemente brusca para producir un movimiento violento en el cuello.
  • Que los síntomas aparezcan en un periodo de tiempo razonable. Normalmente se baraja la franja de 72 horas después de la colisión.
  • Que el afectado no tenga antecedentes que justifiquen que el dolor es consecuencia de un mal anterior.

Si se dan las condiciones para que exista indemnización, la cantidad a recibir dependerá de la lesión en cuestión y se calculará en base a las tablas del Baremo 2016 (en la actualidad). Conociendo la lesión específica, podremos aproximarnos a la cifra de la indemnización.

Las más habituales en este caso son:

  • Síndrome postraumático cervical.
  • Hernia
  • Fractura de vértebra.
  • Cervicalgia

 

Para evitar indemnizaciones injustas, desde Arriaga Asociados aconsejamos asesoramiento profesional por un abogado externo (no vinculado a la aseguradora). Si sospechas que tu seguro te está ofreciendo menos de lo que debería, reúne los partes médicos y toda la documentación posible y acude de inmediato a un despacho de abogados.

Comentarios (0)
Déjanos tu opinion

*

*

contacta con nosotros
Whatsapp
668 887 400
Agrega nuestro número a tu agenda y comunicate con nosotros por Whatsapp.
Horario:
Lunes a viernes de 9:00 a 19:00h.