De lunes a viernes de 06:00 a 22:00h · Sábados, domingos y festivos de 09:00 a 21:00h
Servicios
Home / Blog Arriaga y Asociados / La Plusvalía Municipal por Herencia

La Plusvalía Municipal por Herencia

Autor: Nicolás Carrera Cortés

plusvalia municipal herencia

Antes de tratar cualquiera de los temas relevantes sobre las llamadas Plusvalías, debemos de empezar, por su definición, pues bien a la pregunta ¿Qué es la Plusvalía Municipal o Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (IIVTNU)?

En sentido estricto, la llamada Plusvalía es un impuesto exclusivo de los municipios, de naturaleza directa, objetivo, real, de devengo instantáneo y cuya gestión corresponde también en exclusiva a los ayuntamientos, que grava el incremento de valor que experimentan tales terrenos y que se pone de manifiesto como consecuencia de la trasmisión de su dominio. Dicho de otro modo, este impuesto pretende que el sujeto pasivo devuelva a la colectividad parte del beneficio por él obtenido, es decir en la trasmisión de un terreno que ha incrementado su valor, y halla su fundamento en el hecho de que aquél ha de devolver a la colectividad parte del beneficio obtenido con la trasmisión, puesto que aquel incremento de valor se debe a factores externos, ajenos a su actuación.

Así, la llamada Plusvalía Municipal es el único impuesto que encuentra su fundamento directo en la Constitución Española, como forma de participación de la comunidad en las plusvalías generadas por la acción urbanística de los entes públicos.

La gestión tributaria del impuesto corresponde a los ayuntamientos, pero éstos necesitan de la colaboración de la Administración General del Estado, Dirección General del Catastro, toda vez que la determinación de la base imponible depende, entre otras variables, de valor catastral de los terrenos.

¿Qué sucede con el impuesto de plusvalía en una herencia?

Pongámonos en situación:

Pedro fallece en 2006, y deja como único heredero de sus tierras en Villanueva del Ariscal a su hijo Manolo, su único heredero”

No sólo se ha de hacer frente al impuesto de sucesiones, en aquellas Comunidades que aún la tienen en aplicación, sino que además en el momento de recibir una finca urbana (ya que las fincas rústicas están exentas) al fallecer una persona existe otro impuesto cuando recibimos un bien por herencia o por sucesión y el valor se ha incrementado, la plusvalía municipal.

¿Cuándo se paga de impuesto de plusvalía por herencia?

Como hemos dicho anteriormente, cuando se produce el fallecimiento de una persona que nos deja en herencia una casa u otro bien inmueble hay que abonar el Impuesto de Sucesiones y Donaciones y el de Plusvalía Municipal.

El plazo para liquidar ambos impuestos es de 6 meses desde que se produce el fallecimiento.

La normativa que regula estos impuestos considera que los herederos adquieren la propiedad de los bienes desde el mismo día del fallecimiento del causante, sigamos el mismo ejemplo:

Pedro fallece en 2006, pero su hijo Manolo, su único heredero, no acepta la herencia hasta 2007, procediendo posteriormente a vender una de las casas heredadas en 2010.”

El inicio del período de puesta de manifiesto del incremento de valor de esa finca debe fijarse en 2006, y no en 2007, ya que la fecha del devengo del impuesto de plusvalía por herencia o sucesión abintestato tiene lugar el día del fallecimiento del causante transmitente, y no cuando se acepta la herencia o se formaliza la protocolización de las operaciones particionales del caudal hereditario.

¿Qué personas están obligadas a abonar el impuesto de Plusvalía municipal por herencia?

Imaginemos el siguiente supuesto:

Pedro fallece en 2006 dejando una vivienda en Villanueva del Ariscal, y su hijo Manolo, su único heredero, acepta la herencia y se queda la casa para sí mismo”

En este caso, el obligado al pago del impuesto de Plusvalía es el heredero Manolo ya que es el principal beneficiario de dicha transmisión.

O si por el contrario sucede lo siguiente:

Pedro fallece en 2006, pero su hijo Manolo, su único heredero, acepta la herencia, procediendo posteriormente a vender  la casa heredada en 2010.”

En este caso, el obligado al pago de la plusvalía será Manolo por dos veces, la primera deberá abonar la plusvalía por el bien heredado, que deberá de ingresarlo a los 6 meses del fallecimiento, y la segunda a la venta del bien ya que es durante ese tiempo entre que adquiere el bien por herencia en 2006 y vende el bien en 2010 puede que haya ido aumentando de valor y se va a beneficiar también a la hora de la venta. La plusvalía de esta última en este caso, se calcula desde la fecha de la anterior transmisión.

¿Cuánto se paga de impuesto de plusvalía por herencia?

En términos coloquiales, cuanto mayor sea la valoración de la casa que heredamos, mayor será el importe de lo que tengamos que pagar.

El Tribunal Supremo ha interpretado el alcance de la sentencia que declaraba la incontitucionalidad de ciertos preceptos concluyendo que con la misma se declara la inconstitucionalidad parcial de los preceptos relativos al cálculo de la base imponible, y la inconstitucionalidad total del precepto que prohibía a los sujetos pasivos probar la inexistencia de incrementos de valor en las transmisiones de terrenos.

La cuestión que suscita este recurso de casación es determinar si la inconstitucionalidad de la Ley de Haciendas Locales (art.107.1, 107.2 a) y 110.4).

De la sentencia del Supremo, podemos extraer las siguientes conclusiones:

1. El obligado tributario puede demostrar que el terreno no ha experimentado un aumento de valor y que no se ha producido el nacimiento de la obligación tributaria principal correspondiente al IIVTNU.

2. Demostrada la inexistencia de plusvalía , no procede la liquidación del impuesto o, en su caso, corresponde la anulación de la liquidación practicada o la rectificación de la autoliquidación y el reconocimiento del derecho a la devolución.

3. En caso contrario, debe girarse la correspondiente liquidación cuantificándose la base imponible del Impuesto que han quedado en vigor para los casos de existencia de incremento de valor. Aunque si bien es cierto, el cálculo del impuesto no está correctamente aplicado por todos los ayuntamientos.

¿Como podemos acreditar que no existe incremento de valor del bien transmitido?

La inexistencia de un aumento del valor del terreno ante la Administración Municipal lo ha de probar el contribuyente, así se deduce de la reciente Sentencia del Tribunal Constitucional, en el que se pone de manifiesto que :

a) Corresponde al que tiene la obligación de pagar, la prueba de la inexistencia de incremento de valor del terreno onerosamente transmitido.

b) Respecto a los medio de prueba, para acreditar que no ha existido la plusvalía:

  • Cualquier principio de prueba, que al menos indiciariamente permita apreciarla, como es la diferencia entre el valor de adquisición y el de transmisión que se refleja en las correspondientes escrituras públicas.
  • Optar por una prueba pericial que confirme tales indicios.
  • Emplear cualquier otro medio probatorio previsto en la LGT art.106.1 que ponga de manifiesto el decremento de valor del terreno transmitido y la consiguiente improcedencia de girar liquidación por el IIVTNU.

c) Aportada por el obligado tributario la prueba de que el terreno no ha aumentado de valor, corresponde a la Administración la prueba en contra de dichas pretensiones para poder aplicar los preceptos de la LHL que el fallo del Tribunal Constitucional ha dejado en vigor en caso de plusvalía.

Prescripción de la Plusvalía Municipal por herencias

La  Plusvalía prescribirá a los 4 años desde el día siguiente a aquel en que finalice el plazo para presentar la correspondiente declaración o autoliquidación o desde el día siguiente a que finalice el plazo de pago en periodo voluntario.

En las transmisiones mortis causa, por herencia testamentaria o sucesión abintestato, el devengo se produce, no a partir de la aceptación de la herencia , sino en el momento mismo del fallecimiento del causante, siendo nula la ordenanza fiscal que fija el devengo en la fecha de realización de las operaciones particionales y adjudicación de los bienes a los herederos.

Entendemos que este es un asunto complejo, no es fácil saber si el bien heredado ha incrementado su valor o no y por consiguiente, es difícil saber si debíamos haber pagado la Plusvalía Municipal o no. En Arriaga Asociados te atendemos en la primera cita de forma gratuita y te confirmamos la viabilidad de tu caso. Ponte en contacto con nosotros en el 900 264 910 o través de contacto@arriagaasociados.com

Comentarios (0)
Déjanos tu opinion

*

*

contacta con nosotros
Whatsapp
668 887 400
Agrega nuestro número a tu agenda y comunicate con nosotros por Whatsapp.
Horario:
Lunes a viernes de 9:00 a 19:00h.