Miguel Blesa sabía en 2006 que los afectados por las preferentes de Caja Madrid perderían dinero y aún así decidió engañarlos. Reviewed by Momizat on . Un correo enviado a Miguel Blesa por uno de sus colaboradores demuestra que sabía en 2006 que los afectados por las preferentes de Caja Madrid perderían dinero Un correo enviado a Miguel Blesa por uno de sus colaboradores demuestra que sabía en 2006 que los afectados por las preferentes de Caja Madrid perderían dinero Rating: 0
Inicio » Blog Arriaga Asociados » Miguel Blesa sabía en 2006 que los afectados por las preferentes de Caja Madrid perderían dinero y aún así decidió engañarlos.

Miguel Blesa sabía en 2006 que los afectados por las preferentes de Caja Madrid perderían dinero y aún así decidió engañarlos.

triangulo

Un correo enviado a Miguel Blesa por uno de sus colaboradores demuestra que sabía en 2006 que los afectados por las preferentes de Caja Madrid perderían dinero y aún así decidió engañarlos. Esta noticia, conocida a través del periódico digital “inFolibre.es”, nos pone los pelos de punta y nos hace reflexionar sobre la gravedad de este asunto y sobre los motivos que llevaron a un banquero como Blesa a estar implicado en la comercialización de este producto financiero de alto riesgo, que ha atrapado a cientos de miles de pequeños ahorradores como usted.

 Miguel Blesa, ex presidente de Caja Madrid FUENTE El Mundo

Miguel Blesa, ex presidente de Caja Madrid FUENTE El Mundo.

Al parecer, Blesa lo tenía todo controlado y decidió que Caja Madrid emitiera en 2009 y en 2010 un total de 3.800 millones en preferentes y otros productos híbridos similares, pese a conocer sus peligros. Hoy, los afectados como usted, engañados y abandonados por la entidad, no tienen más remedio que acudir a la vía judicial como única vía efectiva para recuperar todo su dinero. Si ustedes no defienden sus derechos e intereses, está claro que ni Blesa ni ningún banco lo va a hacer por usted. La demanda civil con carácter individual, presentada ante un juzgado, es la solución más adecuada y garante para dar respuesta a este tipo de abusos como los que cometió el ex presidente de Caja Madrid.

Tienen que darse cuenta de que Blesa les engañó suministrándoles información presuntamente falsa durante la emisión en 2009. La caja les dio a todos ustedes información positiva de un producto cuando se conocía su degradación y les dijo en todo momento que la emisión estaba garantizada al 100%, que podría venderla de forma fácil y que no habría riesgo en su dinero. Algo muy diferente a lo que luego se ponía en los contratos que ustedes firmaban.

Los correos secretos de Blesa prueban que el banquero sabía, en el año 2006, que los preferentistas no recuperarían el 100% del dinero invertido. El que fuera entonces director general de banca comercial de la entidad, Ramón Ferraz Ricarte, le envió un correo a Blesa, el 1 de septiembre de ese año, diciéndoselo. Y él hizo la vista gorda y siguió adelante para engañar a miles de personas. Estos hechos, desde nuestro despacho, no podemos más que valorarlos como muy graves, porque evidencian que Blesa podría haber formado parte activa de la gestión y del diseño planeado de las preferentes. Y lo peor de todo es que de nada sirvió que agencias de calificación como Standard & Poors  o Fitch Ratings u organismos reguladores le dijeran a Blesa que la perspectiva de este producto que se vendía como muy rentable era “negativa”.

Las preferentes, a pesar de todo, se comercializaron entre miles de clientes de Caja Madrid, incluidos empleados, y ni a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ni al Banco de España les pareció sospechoso. La incongruencia no puede ser más grande: en las oficinas bancarias de Caja Madrid se vendían las preferentes como churros, a pesar de que los directivos del banco tenían conocimiento de que este producto era altamente perjudicial para quien lo estaba adquiriendo.

Sucursal de Caja Madrid Fuente Voz Populi

Sucursal de Caja Madrid Fuente Voz Populi

 

El próximo 3 de marzo, el ex presidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, como ya saben, tendrá que explicar ante el juez de la Audiencia Nacional, Fernando Andreu, su relación con la comercialización de participaciones preferentes. Como director de Arriaga Asociados, con más de 5.000 clientes representados, muchos de ellos de Caja Madrid-Bankia, tan sólo deseo y confío en que se averigüe la verdad y se depuren responsabilidades en el asunto de las preferentes.

Los bancos son incansables en su intento de engañar. No deje que lo hagan. Nosotros podemos ayudarle.

Acerca del Autor

triangulo
triangulo

Deje su comentario

triangulo

Subir